2014-12-24 19:12 Real Madrid Por: Administrador

Lo que le pide Sergio Ramos a Florentino Pérez para renovar



Sergio Marco

"Yo siempre he sido un jugador que me ha gustado marcar. Los jugadores que valen pasta también se reflejan por los goles". Son palabras de Sergio Ramos poco después de recibir el Balón de Oro del Mundial de clubs disputado en Marrakech y todavía saboreando los dos goles anotados ante el Cruz Azul y San Lorenzo de Almagro. La frase tiene su miga y es toda una declaración de intenciones dirigida a Florentino Pérez con quien negocia hace meses la renovación de un contrato que expira en 2017 y él quiere prolongarlo hasta 2019, fecha en la que ya habrá cumplido 33 años. Será su último gran contrato y quiere hacerse valer. "Los jugadores que valen pasta son los que marcan goles". Sergio Ramos marca muchos, y decisivos, y él entiende que eso vale pasta. ¿Cuánta?



Ese es el problema. Mucha pasta. Sergio Ramos cobra 11,5 millones brutos por temporada, lo que en neto supon 5,5 millones. Por encima suyo están Cristiano Ronaldo (33,5 / 17), Gareth Bale (22,8 / 11), Benzema (16,6 / 8), James Rodríguez ( 12,4 / 6), Iker Casillas (12,4 / 6) y Toni Kroos (12, 4 / 6). A continuación llega Sergio Ramos en el escalafón salarial. Ramos considera que ha perdido dinero en los últimos años a partir del reparto salarial que el club ha realizado en la plantilla y quiere recuperar el tiempo perdido con un contrato que le ponga a la altura de los mejores y le compense con lo que ha estado cobrando de menos respecto a ellos en los últimos años, especialmente porque en los últimos meses jugadores como Modric, Benzema, Varane y Pepe han visrto renegociados al alza sus contratos. Y se echa las manos a la cabeza porque él, a la edad de Varane, apenas percíbía un millón de euros al año.

Sus aspiraciones se traducen en que, al margen de Cristiano Ronaldo, que come aparte, Sergio Ramos quiere ser el segundo jugador mejor pagado de la plantilla, por delante de Gareth Bale como compensación a sus años en la defensa del madridismo. Es decir, que pide más del doble de lo que está percibierndo hasta ahora con la idea de situarse por encima de los 23 millones de euros brutos (12 netos). Ramos considera que su reclamación es justa porque se lo ha ganado sobre el césped. Y Florentino Pérez está más que predispuesto a contentarle. El problema es que no pueden disparararse los gastos de la plantillña y hay que buscar una fórmula que no rompa el equilibrio salarial que permite al Real Madrid mantener una situación económica saneada. 

En los despachos del club buscan fórmulas alternativas que sin necesidad de llegar a la cifra que pide Ramos puedan contentarle. Y en este sentido se están estudiando salidas comerciales en forma de contratos publicitarios que el propio Real Madrid se encargaría de negociar para él.




Deja tu Comentario