2015-02-18 17:02 FC Barcelona Por: Administrador

Lo que Messi no le dejará hacer nunca a Bravo en el Barça



Fede Peris

Sucedió el 14 de febrero de 2010. Se enfrentaba la Real Sociedad al Nàstic de Tarragona y el árbitro señaló una falta contra el equipo catalán al borde de su área. para sorpresa de todos, Claudio Bravo, entonces portero del equipo txuri urdin, abandonó su portería y salió disparado hasta el punto en donde se encontraba el balón preparado para ser lanzado. Cogió carrerilla y... ¡Goooool! Además, no fue un gol cualquiera. Significó el triunfo de la Real Sociedad y allanó su camino hacia el ascenso.
Y otra curiosidad: desde entonces, hace ya cinco años, la Real Sociedad no ha vuelto a marcar un gol de falta directa.



Claudio Bravo, que es el portero menos goleado de la Liga española, es un portero multifunción. Igual sirve para detener penaltis que para rematar córners o lanzar libres directos. Lamentablemente para él, en el Barça tiene muy complicado explotar esa virtud que le convierte en excepcional, dado que en la plantilla blaugrana hay cola de virtuosos en el lanzamiento de faltas que se quedan con las ganas de ejecutarlas porque el encargado es Leo Messi. Y conocida la habilidad del astro argentino en el arte de los libres directos, se entiende que los demás apenas tengan oportunidades para probar fortuna. Y eso que jugadores como Neymar, Xavi, Rakitic, Suárez o Alves han demostrado a lo largo de su trayectoria como futbolistas que no se les da mal eso de lanzar faltas directas.

 


Deja tu Comentario