2015-12-11 19:12 Real Madrid Por: Administrador

Lo que nadie explica sobre el enfado de Cristiano Ronaldo



Cristiano Ronaldo está atravesando una crisis personal en su relación con el Real Madrid. No está viviendo su mejor época. No hay feeling y el presidente, Florentino Pérez, no parece ahora muy dispuesto a irle detrás para solucionarle sus problemas. Todo empezó cuando a principio de 2014 decidió romper su relación con Irina Shayk. Esa fue una decisión personal que afectó a su rendimiento y que encontró la máxima comprensión de Carlo Ancelotti, quien le ofreció su hombro para llorar sus penas. El crack portugués encontró en el entrenador italiano algo más que un jefe y montó en cólera cuando se enteró de que había sido despedido. No le perdonó a Florentino Pérez que no le diera la oportunidad de tener un cambio de impresiones con él antes de tomar la decisión de su cese. "Le echo mucho de menos", ha confesado recientemente. Y su enfado fue a más cuando se enteró de que el nuevo entrenador sería Rafa Benítez, un técnico del que tenía pésimas referencias precisamente por las largas charlas que mantuvo con Mourinho en las que el actual técnico madridista no quedaba bien parado. Los primeros entrenamientos confirmaron sus temores. Benítez quería sacarlo de la banda izquierda para que Bale se adueñara de la zona. Cristiano se rebeló y ha acabado ganando la partida, gracias también al excelente rendimiento que está ofreciendo Karim Benzema en el centro del ataque blanco. Cristiano Ronaldo hubiera preferido que Ancelotti hubiese seguido al frente del Real Madrid. "No es fácil asumir tantos cambios de entrenador", ha dicho. "Y tampoco me gusta cuando el club compra y vende jugadores cada año. Necesitamos tiempo para conocernos los unos a los otros, para conocer a los entrenadores... Es la única manera de poder mejorarte a ti mismo a nivel individual y colectivo". A Cristiano Ronaldo le gustaría tener más protagonismo en el club. Echa de menos que Florentino Pérez le reconozca su condición de número uno mundial en el momento de adoptar las grandes decisiones deportivas. No se trata de que le pida permiso para hacer nada, pero sí de que escuche su opinión antes de decidir. El crack portugués no se siente como uno más en el campo, pero sí cree que para el presidente sólo es uno más de sus trofeos. Y no ha acabado de asimilar que desapareciera de la vida del Real Madrid Carlo Ancelotti, el entrenador con el que mejor ha sintonizado a lo largo de su carrera deportiva.   .

Deja tu Comentario