2016-01-06 09:01 Real Madrid Por: Administrador

Lo que más le ha dolido a Rafa Benítez de su destitución



La salida de Rafa Benítez no ha sido ideal. El técnico que más ha querido al Real Madrid en los últimos años ha salido por la puerta de atrás y sin ningún tipo de detalle por parte del club de su vida. El entrenador madrileño era consciente de la delicada situación que estaba viviendo y de que su cargo corría peligro. Además, su relación con la plantilla no era buena y ningún jugador fue capaz de mostrar el apoyo necesario para que el entrenador se sintiera a gusto. Sin embargo, hay detalles que Benítez no se ha merecido y nunca dirá nada. El ya ex entrenador del Madrid tuvo que enterarse por la prensa de su destitución. Florentino Pérez fue incapaz de llamarle personalmente para informarle de su decisión. Sin embargo, lo que más le ha dolido ha sido la sensación general de que nadie ha contado con él y de que todo estaba preparado desde hace semanas. Como el reo que sabe que está condenado pero no sabe cuándo acabarán con él, Rafa Benítez vivió sus últimas semanas como entrenador blanco. Con la llegada del año nuevo, Rafa renovó sus ilusiones en el grupo y fue con energias renovadas a Mestalla. El resultado fue uno de los mejores partidos del Madrid del año, donde solo errores puntuales del árbitro le apartaron de la victoria. Además, con un jugador menos, el equipo sacó toda la garra que se le había echado de menos en otros partidos. A pesar de los síntomas de mejoría del equipo, dos días después, Florentino Pérez ya tenía preparada la guillotina para Benítez y lo que es peor, a su sustituto. Florentino no solo prescindió de Rafa tras uno de los mejores partidos del año, sino que lo despidió sin hablar con él personalmente y dedicándole 20 segundos de su discurso. Un discurso en el que encumbró a Zinedine Zidane como nuevo entrenador. Para sorpresa de todos, Zidane apareció rodeado de toda su familia, algo poco habitual para decisiones que se toman, 'supuestamente', tras el resultado de Mestalla. La sensación de que todo estaba preparado  y de que, hiciera lo que hiciera, estaría despedido, es lo que más le hace daño a Benítez, un madridista íntegro que hizo lo que pudo por el club de su vida.

Deja tu Comentario