2017-03-10 12:03 Real Madrid Por: Administrador

Lo que se ha oído en el vestuario del Real Madrid sobre la remontada del Barça



Carlos Muñiz Los jugadores del Real Madrid no salen de su asombro por la remontada del FC Barcelona ante el PSG. Y no por el juego y los goles del equipo culé, sino por el trato arbitral propicio que recibió para que el milagro se convirtiera en algo accesible a las posibilidades de los hombres de Luis Enrique. Se ha comentado mucho entre los jugadores blancos el pobre papel realizado por Leo Messi en ese partido en el que la afición culé confiaba ciegamente en él para liderar a sus compañeros hacia la remontada.  Se han escuchado comentarios elogiosos hacia Neymar, al que casi todos los jugadores del Real Madrid, especialmente su amigo Marcelo, vieron a un nivel muy superior a Messi. Y causó una grata sorpresa Umtiti. No esperaban un partido tan completo del defensa francés. En general los jugadores del Real Madrid deseaban la eliminación del FC Barcelona, tal y como afirmó Sergio Ramos, pero más que por un tema de rivalidad  era porque los jugadores blancos ven más asequible al PSG que al Barça en un posible emparejamiento posterior. Mirando los intereses propios de forma egoísta, mejor que el Barça hubiera quedado eliminado. De cualquier forma, los comentarios hacia el árbitro del Barça-PSG y las comparaciones con viejas y recientes batallas del Real Madrid en las que ha tenido que combatir frente a un rival y también frente al árbitro, estuvieron presentes en las conversaciones del vestuario blanco.   El diario Marca añade sobre este punto la sorpresa que ha causado entre los jugadores del Real Madrid la aplicación del reglemento por parte del árbitro. La UEFA, a través de charlas, explicó a diferentes plantillas, entre ellas la del Real Madrid, cómo pitarían los árbitros determinadas jugadas. Y en la remontada vieron que de lo dicho nada, que existe un reglamento para el Barça y otro para los demás. Ha sido muy comentado especialmente el penalti del 3-0, una jugada que en la charla arbitral de la UEFA quedó muy claro que no se pitaría como penalti, de ahí la sorpresa de los jugadores blancos, que también entienden que si el Barça hubiera quedado eliminado, la Liga podría haberse puesto imposible para el Real Madrid porque los hombres de Luis Enrique se habrían volcado en ella. Es el lado positivo de la clasificación del FC Barcelona para los cuartos de final de la Champions League.


Deja tu Comentario