2011-08-04 14:08 Real Madrid Por: Administrador

Locura en Tianjin por Kaká



Tal y como hemos venido informando, Ricardo Kaká es el centro de atención de los aficionados blancos en China y el principal artífice de que más de 4.000 personas estuviesen hoy presenciando el entrenamiento del equipo en Tianjin.

En un momento de la sesión, dos aficionados saltaron al campo para llegar hasta el brasileño que fueron reducidos por la seguridad del Real Madrid. Sin embargo, Mourinho tuvo en detallazo con los dos chicos y les dejó presenciar el entrenamiento desde el banquillo. Incluso les dio una botella de agua para que se tranquilizasen.

Después de ver la gran suerte que los dos seguidores blancos que habían tenido, una decena de los espectadores del entrenamiento se lanzaron al césped. La Policía intervino entonces ayudado también por miembros de seguridad de la organización. El incidente no pasó a mayores, los aficionados fueron desfilando uno a uno escoltados por la policía y vitoreados por el público.
Al final de la sesión, Kaká lanzó su camiseta a la grada y entonces se montó una auténtica batalla campal en las gradas del estadio por hacerse con la camiseta del brasileño.




Deja tu Comentario