2014-11-27 10:11 Real Madrid Por: Administrador

Los 15 partidos que convierten a Ancelotti en histórico



Sergio Marco

De momento en Basilea Carlo Ancelotti igualó el récord de 15 victorias consecutivas que ostentan Miguel Muñoz y Jose Mourinho, aunque su objetivo real es dejar atrás a sus dos colegas, vencer en Málaga el sábado y alcanzar la mítica cifra de 16 partidos victoriosos que nadie antes había conseguido. 



El Real Madrid ha iniciado y cerrado el ciclo de las 15 victorias de récord precisamente ante el Basilea. La serie empezó con la visita del equipo suizo al Bernabéu (5-1) el 16 de septiembre, lo que quiere decir que el equipo blanco lleva dos meses sin conocer otra cosa que no sea ganar.  Y precisamente la racha dio comienzo después de encadenar el equipo dos derrotas consecutivas que, curiosamente, han resultado muy positivas para el equipo.  El Madrid perdió en Anoeta un partido que tenía ganado por 0-2 a los diez minutos de juego, y también el derbi madrileño ante el Atlético en el Bernabéu. Lejos de hundir al equipo blanco, las dos derrotas sirvieron para recapacitar, hacer autocrítica, descubrir los errores y aplicar las soluciones. En ambas derrotas Ancelotti insistió en que tenía la solución y que era sencilla de aplicar, garantizando que el Real Madrid jugaría mejor en los próximos partidos.

Y no engañana a nadie. El Madrid inició su racha victoriosa, pero también su racha de espectáculo de alto nivel, porque una cosa va ligada a la otra. El Real Madrid ha vencido y ha convencido con una goleada detrás de otra, causando admiración en España y en el mundo entero. 

Tras la primera victoria ante el Basilea llegó el 2-8 en Riazor, el 0-2 en Villarreal, el 1-2 en Ludogorets, el 0-3 en Liverpool, el 0-5 en el campo del Levante, el 1-4 en Cornellá, el 0-4 en Granada, el 0-4 en Eibar y el 0-1 en Basilea. En casa llegaron los triunfos ante el Elche (5-1), Athletic (4-0), Barcelona (3-1), Liverpool (1-0) y Rayo Vallecano (5-1).



Y el colofón, anoche en Basilea. La historia, sin embargo, no se acaba aquí y continúa. 56 goles a favor (3,7 por partido) y 8 goles en contra (0,5 por partido). No hace falta decir nada más.

 

 


Deja tu Comentario