2014-11-04 23:11 FC Barcelona Por: Administrador

Los 7 pecados capitales que explican la situación del Barça



1.- Prescindir de la cantera. Por encima de estilos de juego y de la calidad de sus jugadores, los éxitos del pasado reciente del FC Barcelona se cimentaron en el poder absoluto que los canteranos del club tuvieron en el vestuario. Eran mayoría, suyos eran los líderes del grupo, los que mandaban y eran capaces de someter al resto a la línea marcada por los valores del club. La cantera ha perdido peso y el equipo corre el riesgo de convertirse en un reino de taifas ingobernable. Sólo dos españoles jugaron como titulares ante el Celta. Y sólo dos canteranos. En los últimos años las alineaciones del Barça siempre presentaron mayoría de canteranos. Ante el Celta se produjo un precedente peligroso.

2.-Demasiadas dudas. A estas alturas de la temporada el equipo debería estar perfectamente definido, Y hay demasiadas dudas. En el centro de la defensa y en el centro del campo fundamentalmente. Luis Enrique no ha dado con su once titular y los continuos cambios parecen obedecer más a las dudas del técnico que a un interés real por rotar a sus jugadores. La presencia de Xavi e Iniesta juntos en el clásico es un buen ejemplo de ello.



3.- El apagón de Leo Messi. Deberemos empezar a acostumbrarnos a que el Leo Messi del presente y del futuro se parece al que maravilló al mundo en los últimos años, pero no es el mismo. Con Guardiola, su talento permitía desatascar cualquier partido que la pizarra no lograba ganar. Se arremangaba, aparecía y resolvía. El Barça ha perdido a ese comodín que todo lo podía y que era capaz de convertir en normal lo que parecía un milagro. Ante esa realidad conviene potenciar un juego colectivo que no está todavia vertebrado.

4.- Fichajes que no refuerzan. Ter Stegen, Douglas, Vermaelen... Los fichajes se realizan para potenciar el equipo, no para ejercer de adorno como si fueran floreros. Sólo Mathieu y Rakitic han aportado algo hasta ahora a la espera de que integración total de Luis Suárez. Zubizarreta no ha ayudado con los fichajes a que el equipo de Luis Enrique funcione como un reloj.

5.-Busquets ya no es el amo del centro del campo. Sus problemas físicos y la adaptación a un sistema nuevo en el que ya no puede lucir como antes, en un esquema hecho a su medida, han servido para deslucir el juego del centrocampista internacional, que ya no manda en el centro y no domina il tempo del partido. El Barcelona acusa el bajón de Busquets.



6.-El tridente mágico está muy verde. No se trata de alinear a los mejores futbolistas, sino de conseguir de ellos una compenetración de la que salga beneficiado el equipo. Neymar, Messi y Luis Suárez forman la mejor tripleta atacante del mundo, pero ante el Celta se les vio descoordinados. El delantero uruguayo está demasiado pendiente de Messi, es de suponer que cumpliendo órdenes, y ante el Celta se olvidó de que se le ha fichado para perforar las redes contrarias. Le sobraron varios últimos pases y echamos en falta más disparos. La presencia de Suárez en punta y en la banda retrasa aún más la posición de Leo Messi y no queda claro que eso sea bueno para el Barça.

7.-Apuesta por otro tipo de fútbol. Desactivados Xavi e Iniesta, el Barça no puede mirarse el ombligo agotando la fórmula del fútbol de posesión de control. Es cierto que ese juego forma parte del ADN del Barça, pero no se puede poner en práctica cuando no se dispone de jugadores para ello. Xavi e Iniesta ya no tienen 26 años y con lo que hay conviene reinventarse pasando por encima de un sistema previsible que ya no sorprende a nadie. Eso le costará a Luis Enrique popularidad, porque el fundamentalismo en torno a Guardiola y su recuerdo está muy implantado en el Barça, pero debe atreverse a jugar de otra manera si no tiene jugadores para practicar el tiki-taka.





Deja tu Comentario