2011-09-15 22:09 FC Barcelona Por: Administrador

Los 50 de Mascherano



Llegó en agosto de 2010 con el objetivo de suplir la baja de Touré Yayá, y vaya si lo ha hecho. Fuerza, entrega, perseverancia, coraje, polivalencia y humildad son adjetivos que le van al Jefecito que ni pintados. Cuando llegó se creía –y él lo aceptaba- que iba a ser el suplente de Sergio Busquets. Nada de eso. Tras su debut ante el Hércules el 11 de septiembre de 2010, jugó un total de siete partidos de titular durante la primera vuelta, compartiendo sus funciones con las de Sergio o incluso alternándolas. 

 



Jugador reconvertido

En el esquema de Pep no hay jugadores con posiciones fijas. Prácticamente, todos pueden jugar de todo, y Mascherano es un claro ejemplo de ello. Llegaron tiempos difíciles la temporada pasada con la lesión de Carles Puyol y la enfermedad de Eric Abidal, por lo que la defensa azulgrana debía resentirse. Pep pensó en Mascherano para ser el nuevo eje de la zaga y este cumplió su cometido a la perfección con acciones como la de la vuelta de octavos de final de la Champions League ante el Arsenal, reculando desde el centro del campo para cortar el gol cantado de Bendtner en su mano a mano con Víctor Valdés. 

Con esa jugada, definitivamente, se ganó el corazón del barcelonismo. Desde entonces, ha jugado varios partidos de central, incluso al lado de Sergio Busquets en el centro de la defensa y demostrando que tiene garra, velocidad y mucha concentración. Solo le falta gol. La temporada pasada fue el único futbolista de campo que se quedó sin ver portería.



 


Deja tu Comentario