2012-04-01 23:04 Real Madrid Por: Administrador

Los madridistas sufrieron también los ataques en la grada



El hecho empezó cuando en un rincón del estadio dos familias con niños desplegaron una pequeña bandera del Real Madrid. Los aficionados locales no estaban de acuerdo y decidieron tomar las medidas que les parecieron justas. Con su ley en la mano se acercó primero un señor de mediana edad (vergonzoso que a sus años ande realizando este tipo de acciones) y obligó a retirar una de las dos banderas desplegadas, mientras amenazaba a los propietarios.

Poco después se acercó otro individuo, más joven, y empezó a increpar a otra de las familias para que retiraran la otra bandera, mientras los niños asustados rompían a llorar ante las amenazas de los energúmenos sin cerebro que les gritaban: "Eso aquí no!".



Al final intervino la Policía y las familias tuvieron que retirar las banderas y retirarse a un lugar más apartado. Por su lado, los dos desgraciados fueron también apartados de sus asientos pero se desconoce si se les obligó a abandonar el estadio.


Deja tu Comentario