2014-12-05 11:12 Real Madrid Por: Administrador

"Los árbitros españoles son madridistas"



Sergio Marco

Los medios catalanes ya le ven las orejas al lobo. El juego imparable e irresistible que muestra el Real Madrid no encuentra la oposición que se esperaba en Barcelona y, lejos de admitir la tremenda superioridad de los blancos sobre los culés, los periódicos barcelonistas inician una campaña de desprestigio contra el Real Madrid dando a entender que los goles del equipo blanco no los consiguen Cristiano Ronaldo, James o Benzema, sino los árbitros.



Es lo que se desprende de un artículo publicado por Mundo Deportivo y firmado por Luis Racionero sin más objetivo que desprestigiar al Real Madrid utilizando argumentos de escaso peso amparados en la actuación de los árbitros, los mismos que, por ejemplo, impedirán a Isco jugar mañana por una absurda tarjeta que sólo existió en la imaginación del árbitro que pitó el Málaga-Real Madrid.

Así lo explican en Mundo Deportivo a través del articulista Luis Racionero:  "Cada temporada me veo obligado a repetir esta obviedad: que para arbitrar en la Liga Española hay que ser madridista, o acabar en Segunda División. El hecho viene desde mi infancia con el señor Plaza, madridista a macha martillo, autor del lema del Colegio Arbitral que aún campa en esa casa: "Mientras yo sea presidente del Colegio de Árbitros, el Barcelona no ganará la Liga".

¿Se acuerdan de cuando me la tuve que ver con Roncero por escribir esto mismo el año que le regalaron 12 puntos al Madrid para batir al Barça de Guardiola? ¿Cómo es posible que el mismo árbitro (y linier) que no levanta la bandera con Benzema un metro por detrás de la defensa, la levanta con Suárez en línea y luego le anulan el gol en situación correcta? Son los mismos, pero al Real Madrid no se le pitan 'orsais' y al Barça todos, incluso los que no son.



La inquina del árbitro merengue contra el Barça es tal que Borbalán le saca tarjeta a Messi tras recibir un impacto de la grada y Velasco Carballo permite que Zúñiga le rompa unas vértebra a Neymar en el Mundial sin siquiera pitar falta. Pero no es solo en decisiones clamorosas -como anular un gol que nos costó la Liga-, es en el criterio de permitir la violencia contra Neymar sin sacar tarjeta, pero enseñarla al defensa del Barça a la primera.

Los árbitros españoles no son malos, son perversos: saben a lo que van, a que gane el Madrid y pierda el Barça. Es la consecuencia futbolística del centralismo, ellos deben procurar que la metrópoli gane a las colonias. ¿Qué espera el presidente Bartomeu a denunciar oficialmente esta situación? Después de todo, peor ya no nos podrán arbitrar y Florentino se ha quejado incluso de la UEFA".

Algo tienen que decir para justificar la enorme diferencia que separa al Real Madrid de un Barcelona que quiere y no puede y sufre para sacar adelante sus partidos.


Deja tu Comentario