2013-04-22 15:04 Real Madrid Por: Administrador

Los árbitros protegen a Messi y se ríen de Cristiano Ronaldo



El partido contra el Betis ha sido la gota que ha colmado un vaso muy lleno desde hace meses. La tónica habitual de un partido del Real Madrid esta temporada es ver a los contrarios "sangrar" a patadas a CR7 sin siquiera ser sancionados con falta, mientras que cualquier acción del luso y cualquier protesta es analizada con lupa.

"Todo esto tiene la raíz desde el día en el que dijo que estaba triste. No puede soportar que en jugadas como la de David Navarro (Levante) no se pitara ni falta. En Bilbao le hicieron 11 faltas y Teixeira sólo pitó cinco. Además, entre ellas estaba el codazo de Aurtenetxe", explicaba en 'Punto Pelota'. En el rotativo, por su parte, pone énfasis en lo que pasó este fin de semana ante el Betis.



"El catalán Álvarez Izquierdo le sacó tarjeta amarilla en una acción en la que Cristiano dio claramente a la pelota y ni siquiera era falta. Anteriormente, él había recibido dos fuertes entradas que no fueron ni siquiera sancionadas. Al final del encuentro, Álvarez Izquierdo sólo había pitado dos faltas sobre el '7' del Madrid y encima el árbitro no paró de hacerle reproches", explica.

Son números que le dan la razón, y que contrastan con la actitud que tienen los árbitros cuando es Messi el jugador a analizar. Al argentino se le protege hasta el extremo; Cualquier empujón o entrada es sancionada con falta y, en cuanto hay algo de agresividad de por medio, con cartulina. Con él no vale la máxima que sí se produce con Cristiano: "O pasa el balón, o el jugador". Y CR7 está harto. Quiere igualdad de condiciones.

Cristiano es el tercer jugador del Madrid que más tarjetas recibe cuando no es ni defensa ni un futbolista agresivo. Sólo le superan Sergio Ramos y Xabi Alonso en cartulinas. Los árbitros sólo han castigado a sus rivales con 14 amarillas. Él ha cambiado sobre el césped, pero su imagen, construida a fuego por la caverna culé, no ha variado en las cabezas de los trencillas. Y no puede más. Es hora de levantar la voz y pedir justicia igualitaria para todos. 




Deja tu Comentario