2012-03-19 20:03 FC Barcelona Por: Administrador

Los árbitros se lo consienten todo a Cristiano



"Pareció blando en algunas decisiones. Con miedo a pitar", afirmó Cristiano Ronaldo después del encuentro ante el Málaga. Unas declaraciones que, de hacerlas algún jugador del FC Barcelona, hubieran tenido represalias. El ejemplo más claro lo tenemos muy reciente, cuando Sánchez Arminio no dudó en utilizar a Gerard Piqué como cabeza de turco para demostrar que, en principio, el Comité actúa cuando los colegiados reciben ataques públicamente.

A Piqué le cayó la pertinente multa por declarar que "algunas acciones del árbitro parecían premeditadas", en unas declaraciones que o están lejos de las que ha emitido CR7 al término del partido de ayer. Y es que CR7, con esas palabras, no dejó de insinuar que el colegiado era un cobarde que no se atrevía a pitar según qué acciones.



Una vez más, los miembros del Real Madrid salen impunes después de criticar alegre y abiertamente los arbitrajes, después de los gritos de Casillas, diciéndole al árbitro del Barça Madrid de la vuelta de Copa que se fuera a tomar copas con los jugadores. O peor aún, cuando Mourinho se quedó en el aparcamiento esperando al árbitro, como si fuera un navajero.

Por cierto, después de criticar y cuestionar el arbitraje de Ayza Gámez, se atrevió a decir que él no era el que tenía que hacerlo: "Pero no quiero juzgar al árbitro", dijo CínicoR7.





Deja tu Comentario