2015-09-27 17:09 Real Madrid Por: Administrador

Los avisos de la marcha de Cristiano salen de su entorno



No está siendo un año fácil para Cristiano Ronaldo. Todo empezó la temporada pasada cuando, a pesar de no ganar ningún título, Cristiano Ronaldo mostró su apoyo de forma pública a la continuidad de Carlo Ancelotti. CR7 matenía una gran relación con el técnico italiano de la Décima y así se lo hizo saber al presidente, Florentino Pérez, a sabiendas de que su intención era sustituir al técnico blanco. Y así fue, Florentino acabó con Ancelotti y trajo al madrileño Rafa Benítez.

Desde que llegó Benítez, su relación con el crack portugués no ha sido la mejor. Más allá de que Cristiano no quería un cambio de entrenador, lo cual provocó que recibiese con desconfianza a Benítez, lo cierto es que las primeras declaraciones del técnico donde no se mostraba nada contundente sobre quién era el mejor jugador del mundo no le gustaron un pelo al 'bicho'. Después, algunas imágenes en los entrenamientos evidenciaron que Cristiano no estaba cómodo con Rafa Benítez, incluso alegando que tenía discriminación contra los portugueses. 



A todo ello se suma el papel de Bale, que goza de la total confianza y predilección de Rafa Benítez hasta el punto de recolocar a Cristiano en el centro, algo que no le acaba de gustar. Todos estos ingredientes han hecho que Cristiano Ronaldo se plantee la salida del Madrid, algo que nunca antes había pensado. De hecho, los últimos rumores sobre posibles ofertas multimillonarias del PSG por el crack han surgido de su propio entorno, en un intento por forzar al Madrid a demostrarle cariño y devolverle los galones que se merece.

Estas informaciones interesadas, lejos de hacer que el Madrid intente acercar posturas, ha hecho que el club vea con desconfianza a Ronaldo, conscientes de que el jugador ya supera la treintena y que su rendimiento esta temporada está siendo muy irregular. ¿Hay vida más allá de Cristiano Ronaldo?


Deja tu Comentario