2012-06-05 12:06 Real Madrid Por: Administrador

Los caprichos de Guardiola trajeron la ruina al Barça



En los últimos años se ha alabado en demasía a la cantera del Fútbol Club Barcelona, y es que la entidad azulgrana no se ha sabido mover en los despachos. Fichajes ruinosos que han dejado entrever que había que apostar por la cantera y no por la cartera, y es que nombres como Henrique, Chigrinsky o Keirrison ha dejado patente que en Can Barça no saben fichar.

La época de Guardiola, en la que nos han vendido que todo era cantera, ha servido para invertir un total de 307 millones de euros. Cantidad que se los azulgranas han malgastado en solo cuatro años y que ha servido para dejar claro su nula convicción al moverse en el mercado. Pero esos millones no vienen solos, sino que habría que sumar los 28 millones en variables que los ruinosos fichajes culés han supuesto a las arcas del club. Es decir, 335 millones que en buena parte han sido tirados a la basura.



17 futbolistas han sido fichados en los cuatro de Guardiola al frente del banquillo azulgrana. Nombres como Zlatan Ibrahimovic (el fichaje más caro realizado en la historia del Fútbol Club Barcelona), Dmytro Chigrinsky, Alexander Hleb o Martín Cáceres son un buen ejemplo de lo que no se debe fichar.

Ibrahimovic costó la desdeñable cifra de 45 millones de euros, más el traspaso gratuito de Eto’o, y una indemnización de 5 millones por la no cesión de Hleb, por lo que la operación se calculó entorno a los 70 millones de euros, toda una ganga que un año más tarde salió por la puerta de atrás de Can Barça por 24 millones de euros. Algo parecido a lo que ocurrió con Chigrinsky por el cual se pagó 25 millones de euros, para un verano más tarde devolverlo al Shaktar Donestk por 15 millones de euros con tan solo 14 partidos disputados.

Estos fueron los mayores errores, pero otros como Hleb (17 millones de euros y traspasado gratis), Henrique (10 millones de euros y traspasado gratis), Keirrison (14 millones de euros y en el camino de salir gratis) o Martín Cáceres (16.5 millones de euros y traspasado por 3) son otros ejemplos de la ruinosa actuación del Barça en el mercado de fichajes.



Pero la pericia de Guardiola en el mercado de fichajes no acabó aquí. El verano pasado se hizo con Cesc y Alexis Sánchez por una cifra cerca a los 60 millones de euros. El chileno ha podido demostrar su valía, pero el ex canterano azulgrana poco a poco se ha borrado, cayendo en el olvido del banquillo, algo que pone en cuestión su fichaje por las altas instancias del club. Y es que los caprichos de Pep salieron muy caros a las arcas del club catalán.


Deja tu Comentario