2013-04-12 16:04 FC Barcelona Por: Administrador

Los chanchullos de Mourinho en los viajes del Real Madrid



Si ya quedó Jose Mourinho retratado llevándose a su hijo a Estambul y colándole en la expedición oficial, a la que teóricamente sólo pueden tener acceso los profesionales del club, ahora nos hemos enterado a través de Sports Illustrated que a Old Trafford se llevó a un mexicano que responde al nombre de Abel Rodríguez nombrándole utillero del Real Madrid para la ocasión. Son los chanchullos de Mourinho. Estos son a pequeña escala, nimiedades comparados con otros que ha protagonizado a lo largo de su carrera.

Según relata Sports Illustrated, el tal Rodríguez es un empleado de la limpieza en el metro de Los Ángeles, gran aficionado al fútbol, que se presentó en Madrid con una mano delante y otra detrás para ver el clásico. Se fue a Valdebebas, abordó a Mourinho y éste le consiguió una entrada para ver el partido, una habitación en el Mirasierra Suites junto al equipo, en donde pudo conocer a Maradona, y luz verde para bajar al vestuario al término del partido. Hasta aquí todo normal. Está en su derecho de aprovechar su posición para favorecer a quien le dé la gana.



Donde empieza el escándalo es en la segunda parte, cuando Mourinho quiere redondear su regalo y le propone a su admirador mexicano que viaje con el Real Madrid a Manchester en calidad de utillero. "En el Madrid me trataron como si fuera uno más del equipo", dijo luego el tal Rodríguez. ¿Es esto serio? Si le quiere invitar a Manchester que lo invite, pero no como utillero. Mourinho demuestra que el Real Madrid también le sirve para jugar y mangonear a su antojo. Igual cuela a su hijo que a un admirador.

De un tipo que va de "top" por la vida, aunque su curriculum esté plagado de vergüenzas, se debería esperar algo más de seriedad. De todas formas, hace bien si los que mandan -o se supone que mandan- le consienten comportamientos que atentan contra la buena imagen del club. Mejor esto que meter el dedo en el ojo a otro entrenador.



Deja tu Comentario