2016-01-14 12:01 Real Madrid Por: Administrador

Los cinco fichajes que quedan en el aire tras el anuncio del castigo al Real Madrid



El Real Madrid estaba trabajando en la remodelación de su plantilla de cara al próximo verano. Con bajas sonadas y altas espectaculares. La decisión inesperada de la FIFA de cerrar el grifo de los fichajes al club blanco pone en peligro alguna o todas las negociaciones... a no ser que Florentino Pérez despliegue toda su astucia para cerrar las operaciones en los quince días que quedan antes del cierre del actual mercado de invierno, en el que el Real Madrid todavía tiene permiso para modificar la fisonomía de su plantilla. El contratiempo más serio que acarrea esta sanción está relacionado con Neymar, con quien el club estaba dispuesto a mantener una larga negociación con el fin de incorporarlo a la plantilla el próximo verano. Se hace difícil imaginar que en plena temporada, antes de quince días, Neymar pueda cambiar de aires. Su fichaje, un viejo anhelo de Florentino Pérez, queda abortado por culpa de la decisión de la FIFA. Tampoco Paul Pogba parece que pueda avenirse a aceptar un año en blanco. De hecho ya se negó a fichar por el Barcelona el pasado verano por el mismo motivo. Y en el mismo caso está De Gea, que no podrá llegar al Real Madrid, como era su intención, al menos antes de año y medio. Quedan descartados de un plumazo tres de los cinco objetivos que tenía el Real Madrid para el próximo verano, pero el club reforzará su negociación con las dos llegadas que sí son posibles. Por un lado el regreso de Morata y por otro la incorporación de la estrella belga del Chelsea, Eden Hazard. En ambos casos pueden cerrarse las operaciones con una negociación rápida. El Chelsea está predispuesto a la venta. Y la Juventus, por su parte, debe ceder ante el contenido del contrato redactado con el Real Madrid y que contempla el regreso de Morata a cambio de una compensación económica. No hay nada que discutir. La decisión de la FIFA olbiga al Real Madrid a actuar con rapidez. Tiene sólo quince días, lo que resta de plazo para cerrar el mercado de invierno, para planificar su próxima temporada.

Deja tu Comentario