2013-05-03 14:05 FC Barcelona Por: Administrador

Los cinco jugadores que la directiva del Barça quiere perder de vista



Berta Batlló

Las cosas no van. En el Baçra se atisban tiempos de cambio. Sandro Rosell va camino de lograr su objetivo: acabar con la herencia del pasado para poder construir su proyecto. “Desde que llegó a la presidencia, el ‘presi' sólo ha tenido una obsesión: acabar con todo lo que olía a Laporta”, afirma una fuente de la dirección a esta web. Una obsesión que vivió su primer captíulo con Guardiola. “Somos muchos los que hemos oído a Rosell decir que se cargaría a Pep antes o después. No lo soportaba. Ni soportaba su buen rollo con ‘Jan’ –por Laporta- Cruyff y compañía”, asegura la misma fuente que termina: “Cuando Pep se fue del Barça en el club hubo quien lo celebró con champán”.



Una adiós, el de Guardiola, que dejó todo el poder en manos del presidente, Bartomeu, Faus y Moix. “Son los cuatro que cortan el bacalao. Estos dicen este sí y este no. Zubizarreta no pinta nada. En realidad nunca ha pintado nada. No sabe. Salió de Bilbao por la puerta de atrás y aquí está porque es un buen paraguas y obedece a los que mandan”, continua la misma fuente.

Ahora, Rosell ha visto en la decadencia del equipo la luz verde para construir su Barça. “Sandro no soporta que le digan que vive de la herencia del pasado. Que este equipo es de Laporta. Como tampoco soportaba que le dijeran que era el Barça de Pep. Va a meter mano en el vestuario desde ya. Lo estaba deseando”, explica.

Y es que en los despachos del Camp Nou se maneja una lista de salidas que contemplan motivos tanto deportivos como extradeportivos. “Hay jugadores a los que no se les perdona su buen rollo con algunos miembros de la anterior directiva”.



Cesc: en el club es conocido como el gran capricho de Guardiola. Aceptarían la mitad de lo que costó para perderlo de vista.

Carles Puyol: un sector de la directiva no le perdona que se operara a mitad de temporada. Creen que lo mejor ya lo ha dado y no gusta su buen rollo con Laporta y algunso exdirectivos.

Alexis: un fracaso en toda regla. Ningún club pagará lo que costó. No lo quieren ver ni en pintura.

David Villa: el último gran fichaje de Laporta. Ya lo intentaron colocar antes de su lesión. Lo quieren lejos.

Víctor Valdés: no gustó su negativa a renovar bajo las condiciones del club. Algunos directivos aseguran que su personalidad “no encaja con los valores Barça”.


Deja tu Comentario