2012-04-18 10:04 FC Barcelona Por: Administrador

Los cinco motivos del Barça para humillar al Chelsea



Por Collina, Terry y Carvalho. Años antes de la dictadura culé en Europa, un Barça en auge con Ronaldinho, Deco y Eto'o como máximos referentes se plantaba en suelo británico para defender la vuelta de los octavos de final de la Champions. El 2-1 cosechado en el Camp Nou, merced a un gol de la gallina Maxi López, daba ventaja a los catalanes en la eliminatoria. En Stamford Bridge, el Chelsea arrolló en los primeros instantes, logrando el equipo de José Mourinho situarse con un marcador de 3-0 antes de la media hora de juego.

 Pese a todo, Ronaldinho reaccionó y anotó una de las más bellas dianas que se recuerdan en la máxima competición continental. El doblete del carioca clasificaba al conjunto de Frank Rijkaard, pero un cabezazo de John Terry a la salida de un córner permitió al Chelsea de Mourinho lograr el pase a los cuartos de final. No obstante, el gol del zaguero estuvo precedido de una falta flagrante de Ricardo Carvalho sobre Víctor Valdés, al que impidió detener el remate de Terry. Pierluigi Collina, mientras tanto, desatendió las quejas barcelonistas y dio por bueno el gol, pese a ver en los videomarcadores el gran error que había cometido.



 Por José Mourinho. Tras eliminar al Barça en 2005, los azulgrana se vengaron al curso siguiente. Los de Frank Rijkaard dieron una lección de fútbol en Stamford Bridge y vencieron por 1-2. La zaga 'blue' protagonizó un encuentro lamentable queriendo cazar en todo momento a Lionel Messi, por lo que Del Horno fue expulsado tras un brutal entrada sobre el astro argentino. El técnico luso calificó los lamentos culés de puro teatro en una explosiva rueda de prensa. Finalmente, fueron apeados de la Champions tras empatar en el Camp Nou.

 Pero José Mourinho se merece más motivos. El actual entrenador del Real Madrid ya sabe quien disputará la final de Múnich. Y es que Mou ya ha afirmado que del vencedor de la eliminatoria entre blancos y bávaros saldrá el rival del Barça para alzarse con la corona europea. Pep Guardiola, irónico y sabio, agradeció la confianza del preparador merengue, quien intentó encender sin éxito al barcelonismo en una nuevo intento de provocación. Así pues, esta clasificación debe ir dedicada especialmente a su persona.

Por Ovrebo. Sufrió lo indecible. El colegiado Tom Henning Ovrebo recibió amenazas de muerte por el arbitraje del Chelsea-FC Barcelona de 2009. Sin embargo, ¿merece tal asedio el árbitro noruego? Los penaltis que pidieron con insistencia los jugadores 'blues' no se pitan en la máxima competición continental. Fue pura desesperación. Penas máximas que son “así, así” y que no son se pueden señalar en unas semifinales de la Champions.



 Abidal ni tan siquiera tocó a Drogba cuando éste ya encaraba a Víctor Valdés, por lo que resultó imposible favorecer a los londinenses. Tampoco Anelka engañó a Ovrebo en su pugna con el corpulento Touré Yaya. Las manos de Piqué y las de Eto'o, totalmente involuntarias ante el tremendo enfado de un enfurecido Ballack, que mereció la roja por sus quejas airadas. En definitiva, un arbitraje normal que la Caverna utilizó de forma malintencionada para menospreciar los éxitos que buenamente se había ganado el Barça en el terreno de juego.

Por Abramovich. Porque el fútbol va más allá del talonario. El multimillonario ruso, obsesionado con dominar Europa, ve como su equipo de estrellas envejece y es incapaz de llevarse la UEFA Champions League. Un inoportuno resbalón de Terry y un fallo de Anelka desde los once metros privaron al Chelsea en Moscú de alzarse con la Orejona ante el Manchester.

En la eliminatoria de esta temporada, el Chelsea tendrá enfrente a su auténtica bestia negra, un Barça que no despilfarra; un club que basa su filosofía de juego en el buen trato del balón y que, además, confía en las jóvenes promesas que se forjan en La Masía para llegar al primer equipo. Por ello, es necesaria una nueva lección.

 Por Iniesta, por el fútbol. El golazo del mago de Fuentealbilla en el tiempo de descuento permitió al Barça lograr la tercera Champions de su historia y empezar así la hegemonía europea. Además, de las cinco eliminatorias que han disputado Barcelona y Chelsea, los culés se han clasificado en cuatro de ellas. La quinta eliminación 'blue' está en camino. La quinta Champions azulgrana, también.


Deja tu Comentario