2011-12-11 16:12 FC Barcelona Por: Administrador

Los cuatro pecados de la Capital



1- Hipocresía:

Con la Cibeles vallada, los merengues critican que el barcelonismo celebrase la victoria de ayer en Canaletes. Dicen, con rabia, que no ha ganado ningún título. Madridistas, la alegría hay que expresarla, y es lo que pensábais hacer vosotros si ganábais. Y si no, ¿de qué iba a estar cercada la Diosa con vallas?



2- Prepotencia:

El madridismo dice que son líderes. ¿Es que se han olvidado de que el partido contra el Sevilla todavía lo tienen que jugar? ¿Tan fácil creen que es ganar en la capital hispalense en la próxima jornada? Señores del Madrid, el líder es el Barcelona, que por algo ha goleado al Rayo Vallecano.

3- Doble rasero:



Todos siguen a su amo Mou diciendo que el Barça se puso por delante con un golpe de suerte. Es cierto que el gol de Xavi fue desviado por Marcelo. Muy bien. Pero ¿qué pasa, que el gol de Benzema no vino de un regalo? ¿Es que no tuvo suerte el Madrid de que el meta blaugrana perdiese la pelota por un error humano? ¿Es que lo suyo sí fue un gol bonito?

4 - Manipulación:

¿Hasta cuándo vamos a escuchar que Messi merecía la expulsión? Será que hay pocos jugadores del Madrid que protestan con vehemencia y se comen literalmente al árbitro cuando abren la boca. Sergio Ramos es un ejemplo, y en su día cayó en ello hasta Casillas. El colmo de los disparates es decir que la entrada de Messi merecía la segunda amarilla. El argentino llega tarde, pero va al balón, con el pie a ras de suelo y sin impactar con violencia ni peligro. Simplemente, toca la bota del rival, lo cual quizás ni fue suficiente para la caída en redondo que tuvo de Xabi Alonso.


Deja tu Comentario