2012-09-16 23:09 Real Madrid Por: Administrador

Los culés ya celebran el título; eso sí son valores



Al parecer, los jugadores fueron conscientes del resultado del Sevilla-Real Madrid una vez en el avión y ahí se descorchó la euforia. Primero Víctor Valdés levantó los brazos celebrando el gol de los andaluces y después fue Gerard Piqué el que gritó "¡Bien, vamos!". Incluso de uno de los componentes de la expedición azulgrana se pudo escuchar un "Vamos mi Sevilla!".

De lo que no se acordaron en ese momento es de que todavía quedan 34 partidos por disputar y de que esto no ha hecho más que empezar. En total serán 102 puntos que tendrán que disputar hasta el final, porque este Madrid va a ir a más en las próximas jornadas, no hay duda.



De lo que tampoco se acuerdan es de lo felices que estaban el año pasado cuando llegó el Madrid al Camp Nou y sentenció la Liga mostrando una superioridad sobre los culés apabullante. Y es que quizás esta alegría también es un poco producto de la frustración que vivieron en aquel momento y durante toda la temporada pasada. Será bueno encontrar al Barcelona así de relajado y contento. Más cuando el Madrid visite el feudo azulgrana en tres jornadas.

Pero que lo sigan celebrando y que sigan riendo de las desgracias ajenas. Más grande será la caída como ocurrió la temporada pasada y más motivados estarán los jugadores del Real Madrid.


Deja tu Comentario