2012-11-19 23:11 Real Madrid Por: Administrador

Los derechos de imagen son el problema en el caso CR7



Y ese detalle no sería otro que el relativo a los derechos de imagen. Como se ha explicado en alguna ocasión, éstos no pertenecen al propio Cristiano, sino que son explotados (con muchos beneficios) por el Madrid. El portugués estaría intentando conseguir el poder disponer de esos derechos de forma íntegra, algo que el club blanco se niega a aceptar y que sí le concederían en otras entidades, como el PSG.

Siempre según este rotativo, ni Cristiano Ronaldo ni Jorge Mendes, su agente, se han vuelto a reunir con Florentino Pérez o José Ángel Sánchez o han efectuado movimiento alguno después de la supuesta reunión que compartió el jugador de Madeira con el presidente del Madrid antes de proclamar su tristeza después del partido liguero contra el Granada.



Las posturas del club son firmes. Florentino Pérez y la directiva alucinan con las filtraciones a los medios (las últimas noticias que hablan sobre la tristeza de CR7 provienen del diario AS) que aseguran que Cristiano está triste y enfadado. Creen desde la entidad madridista que el luso recibe suficiente cariño y no tiene motivos para estar a disgusto. Y no van a tragar con el tema de los derechos de imagen, porque eso supondría sentar un precedente que haría que el resto de la plantilla se "rebelara" reclamando lo mismo.

Respecto a la renovación del jugador, es algo que aún no toca y que tampoco preocupa demasiado a ninguna de las dos partes en este momento, según 'El Confidencial'. Cristiano Ronaldo tiene contrato hasta junio de 2015, y hasta entonces la tranquilidad en el seno del club reside también en que, en el caso de hacerse público o notorio que el futbolista desee marcharse, hay una cláusula inasumible de 1.000 millones de euros de por medio. Algunos directivos, según informa el rotativo, no dudarían en dejarle salir por 200 millones, cifra mucho menor pero igualmente descomunal, que batiría todos los récords.

Mientras tanto, las posturas se van alejando y al final se apunta a que CR7 deberá tomar una decisión firme. Pero no se engañen; Todo el asunto relacionado con su supuesto enfado no está confirmado y aunque el tema de los derechos de imagen pueda fastidiarle, marcharse del Madrid a cualquier otra entidad supondría un paso atrás en su carrera personal, algo que él cuida por encima de todo. Y Cristiano lo sabe. 




Deja tu Comentario