2016-05-16 22:05 FC Barcelona Por: Administrador

Los éxitos de PIqué acomplejan al madridismo y lo unen contra él



CimvzapWkAAdCOYFede Peris Los éxitos de Gerard Piqué producen mucha rabia en la capital de España. Allí son capaces de aguantar las rabietas y chulerías de su vedette. Porque viste de blanco. Sin embargo, a Gerard Piqué no le pasan una. Es catalán, se siente culé y gana. Gana todo lo que el Real Madrid no ha sabido ganar desde que él juega en el Barça. Eso genera rabia y están rabiosos. Piqué podría aplicarse perfectamente la autoría de la frase que un día pronunció Cristiano Ronaldo: "me tienen envidia porque soy guapo, bueno y gano mucho dinero". Piqué podría decirlo, pero no lo dice porque hay que ser muy soberbio y pedante para ir por la vida explicando estas cosas. Otra cosa es que lo piense. Y seguro que no se equivoca. Pero igual que Arbeloa es faltón y a sus faltas le llaman "defender al Real Madrid", Piqué es culé y se dedica a defender el Barça aplicando una pizca de humor a sus actos aún sabiendo que en Madrid no se lo van a entender ni a  consentir porque tienen la piel muy fina y una cosa es soportar los excesos de vedetismo de su estrellita estrellada y otra bien diferente aguantar a un catalán insolente que, además, lo gana todo. CimsbP0WEAAtLLa Con motivo de la imitación que mostró en la rúa de los gestos chulescos y maleducados que suele hacer Cristiano Ronaldo partido sí, partido también, el madridismo más radical y casposo se ha movilizado en torno a un hashtag, #PiquéEresUnAcomplejado, que lejos de servir como azote al central blaugrana, ha acabado convirtiéndose en una plataforma de sus defensores para repasar sus éxitos y pasárselos por la cara al madridismo comparados con los del Real Madrid o Sergio Ramos, por ejemplo. Y eso, el resultado de la cosecha de títulos, produce rabia. Hablan de complejos quienes mientras Piqué ha jugado en el Barça han estado condenados a vivir bajo el yugo del imperio blaugrana. De vez en cuando asoman a una final, pero siempre por debajo del Barça. Piqué no estaba en la época del NODO y del blanco y negro, cuando el Real Madrid ganaba por real decreto, expreso deseo de José Plaza y siempre bajo sospecha absoluta. Piqué lo ha vivido como protagonista ahora, en el siglo XXI, y ahí, pocos complejos. Difícilmente puede estar acomplejado alguien que antes de hablar fuera del campo demuestra sobre el césped que es el mejor. Mejor, por supuesto, que el Real Madrid que le ha tocado vivir como rival. Aunque en realidad, el Atlético ha sido más rival que los blancos para Piqué en su época barcelonista. Y eso duele y produce úlceras entre quienes tienen problemas de digestión. Pero tendrán que seguir aguantan a Piqué, y a Messi, y a Luis Suárez, y a Neymar... Y al Barça. Aunque el ciclo del Barça, según la Caverna casposa, hace ya muchos años que acabó. Pero dura y dura y dura...

Deja tu Comentario