2014-02-10 19:02 Real Madrid Por: Administrador

Los hermanos Teixeira le aclaran la Liga al Barça



En el Atlético de Madrid se sienten tan "robados" como en el Sevilla. A los colchoneros Fernando Teixeira Vitienes les quitó el liderato. A los andaluces José Antonio Teixeira Vitienes les quitó un partido que tenía ganado para dárselo al Barcelona y permitirle que volviera al liderato. Ya es casualidad que en una misma jornada los dos hermanos del arbitraje español se hayan puesto de acuerdo para distribuir sus errores de forma que el FC Barcelona sea el gran beneficiado.

Carlos Muñlz



En el Atlético de Madrid se suben por las paredes con la actuación de Fernando Teixeira Vitienes e Almería, al que acusan de ser causante directo de la derrota rojiblanca. "He notado cosas raras" ha dicho Tiago. Y Gabi ha añadido: "nos pitan con muchísima facilidad", refiriéndose a la expulsión de Aranzubia que le obligó a ponerse de portero en el lanzamiento del penalti lanzado por el Almería. En el club rojiblanco esperan impacientes a que el Comité de Árbitros meta también en la nevera a Fernando Teixeira Vitienes como la semana pasada hizo con Ayza Gámez. El Atlético se queja de la falta que obligó a Tiago a salir en camilla después de ser arrollado con los dos pies por delante por Barbosa. No fue ni falta, aunque luego la conciencia debió remorderle al tener que parar el juego ante los gestos de dolor del jugador portugués. El Atlético se queja de que Teixeira viera penalti en la acción de Aranzubia y no viera la infracción de Manquillo en el área del Almería. También de las ocho faltas que cometió Soriano o de la falta que no fue pitada a Diego Costa cuando se quedaba solo delante del portero andaluz. En Almería hubo tres penaltis. Uno en el área del Atlético, que fue señalado, y dos en el área del Almería, que no fueron pitados.

Pero la actuación de su hermano, José Antonio, no fue mejor en el Sevilla-FC Barcelona: el primer gol del Barcelona se originó en una falta que no existió. Luego, en su ejecución, dos jugadores del Barça estaban en fuera de juego cuando Messi lanzó la falta. Uno de ellos Alexis, el autor del gol. Poco después debió expulsar a Song, que ya tenía una tarjeta amarilla, por tocar el balón con la mano. Luego, en la segunda parte, sí sacó la tarjeta a Pedro por una acción parecida. La diferencia es que Pedro no había visto antes otra amarilla.

Demasiadas casualidades juntas para creer que los errores de los dos hermanos fueron fruto de la mala suerte. Esta Liga huele mal, está falseada por los árbitros y a medida que transcurren las jornadas parece más pasteleada para que la gane otra vez el Barcelona. Si no ha habido en esta jornada dos atracos, al menos lo ha parecido.




 




 


Deja tu Comentario