2016-09-26 07:09 Por: Administrador

Los insultos de Cristiano a Zidane no sorprenden a nadie en el Barça



En Madrid las cosas no son, ni de lejos, tan buenas y felices como muchos las quieren pintar desde la capital española. Después de meses de propaganda sobre una supuesta buena sintonía entre Zidane y Cristiano Ronaldo, el último ataque de vedettismo del portugués ha desmontado en un minuto toda la historia que han querido montar. Y es que en Barcelona y en el vestuario azulgrana jamás se han creído que CR7 tuviera una actitud que distara del egoísmo. Es por eso que a ninguno de los jugadores de Luis Enrique le ha sorprendido saber que el jugador insultó a su entrenador por cambiarle.  En el Barça muchos conocen al luso mejor que nadie. En los enfrentamientos contra los culés, el portugués se ha acostumbrado a perder los nervios víctima de sus complejos y su flagrante inferioridad. Esto ha hecho que se haya acostumbrado a sacar su verdadero carácter, algo que ahora también hace contra su propio entrenador.

Cristiano no se corta ni con Zidane

Ni con Zidane ha sido capaz Cristiano de dejar su ego de lado. Cuando el francés decidió cambiarle ante Las Palmas, el portugués ni miró a su técnico al darle la mano, pero sí se esforzó en insultarle mientras abandonaba el terreno de juego. Lejos de recapacitar, ya en el vestuario CR7 siguió en sus trece y, como reveló Madrid-Barcelona.com le dijo estar "decepcionado" con él. Lo cierto de todo esto es que Cristiano siempre ha priorizado sus intereses personales a los objetivos deportivos de su equipo. Su vanidad, que rige toda actuación del luso, ya sea con el Real Madrid o con Portugal, se ha acostumbrado ya a delatarle en varias ocasiones y delante del mundo entero. Y ahora en todo el globo se dan cuenta cada vez más de cuál es el verdadero carácter del madridista, pese a querer siempre mostrar una imagen agradable.

Deja tu Comentario