2012-12-21 13:12 FC Barcelona Por: Administrador

Los jugadores dan un ejemplo de compromiso con el club



Dos veces ha ocurrido con Eric Abidal y otras dos con Tito Vilanova. La vida ha puesto a prueba al grupo que forma la plantilla del FC Barcelona. El grupo ha respondido siempre a las adversidades con entereza, con profesionalidad y sobre todo con mucha unidad. La salud de Tito Vilanova pone de nuevo a prueba la fortaleza del grupo y el grupo está decidido a responder con la misma decisión de siempre. A grandes males, grandes remedios. Los cuatro capitanes, que asistieron en primera fila a la rueda de prensa que ofrecieron Sandro Rosell y Andoni Zubizarreta para dar explicaciones a los medios de comunicación sobre la salud de Tito Vilanova, afrontan la situación con decisión y con la firme convicción de que el grupo no le puede fallar a su líder. 

Puyol, Xavi, Iniesta y Valdés han decidido intervenir personalmente para extender su compromiso al resto de la plantilla, para que nadie baje los brazos y el lístón de juego que tan alto ha puesto Tito Vilanova se mantenga durante los partidos en los que el técnico no pueda estar con ellos. Empezando por Valladolid. Los jugadores se han conjurado para hacer en el Nuevo Zorrilla una demostración de fuerza y dedicarle el triunfo a Tito.



Es en los momentos difíciles cuando se demuestra el compromiso de los futbolistas con el club. Nadie duda de la calidad técnica de estos jugadores. Tampoco de la humana, pero ahora hace falta añadir un plus de ese compromiso con el club que les permita dar un paso al frente y ampliar así la leyenda que ya rodea a esta plantilla. Esta vez no tienen a Guardiola para apoyarse en él, como sucedió la primera vez que la salud golpeó a Tito. Esta vez han de ser ellos quienes saquen al equipo adelante. Y el primer paso es ponérselo fácil a Jordi Roura y Aureli Altimira para que puedan ejercer la sustitución de Tito con naturalidad y el máximo apoyo y las máximas facilidades de los futbolistas. Roura y Altimira ya saben que cuentan con el respeto y el respaldo de toda la plantilla porque eso es lo que quiere Tito -y así lo recordó en la charla en la que el técnico les explicó la situación- y ahora lo que más quieren todos es ayudar a Tito a salir adelante. Nada mejor para animarle que confirmar desde la distancia que ese grupo que él ha creado funciona y sigue fiel la línea que él ha marcado, aunque él no pueda estar allí para controlarlo todo.

El cuerpo técnico y los jugadores se van a encargar de que todo siga igual que con Tito y que tanto en el trabajo diario como en los partidos, todo transcurra con la normalidad que a Tito le gustaría imponer.


Deja tu Comentario