2015-09-13 19:09 FC Barcelona Por: Administrador

Los jugadores del 'B' piden la cabeza de Gerard



Francesc Garrigues

Están hartos de él. Gerard López llegó al FC Barcelona B este mismo verano, siendo una de las bazas para las elecciones de Josep María Bartomeu. Nadie lo entendió. El presidente culé le dejó claro, al ahora segundo de Gerard, García Pimienta, que iba a ser él el entrenador, e incluso ya ejercía como tal, llevando los entrenamientos del equipo.



Nadie confiaba en él, solo Bartomeu. Gerard era comentarista del Barça para TV3, y además, ejercía (y ejerce) como seleccionador catalán. “Un partido al año contra una selección mediocre no es suficiente para llevar este equipo”, le decían varios directivos al presidente azulgrana, pero él no hizo caso. Era su entrenador, su apuesta. Los jugadores del Barça B no estaban cómodos. No entendían como alguien, sin haber hecho ningún mérito, le quitaba el puesto a García Pimienta. Pero tenían que tragar. Gerard llegó con las cosas claras: le dijo a varios jugadores que no contaba con ellos (incluso a algunos importantes, como Edgar Ié, ahora en el Villarreal B).

Y lo cierto es, que después de cuatro jornadas (Cornellà, Pobla Mafumet, Espanyol B y L’Hospitalet), el filial azulgrana está como colista en el Grupo 3 de la Seguna División B, habiendo sumado tan solo un punto, en el inmerecido empate ante el Mafumet. Jugadores importantes de la plantilla están hartos. Samper (sin ideas, no tiene alternativas para pasar el balón) y Grimaldo (la temporada pasada, lateral izquierdo, y ahora, extremo izquierdo) se quedaron porque se les negó su cesión, y ahora están jugando en un equipo sin alma y con un entrenador que no sabe lo que hace.

Gerard confía en Ortolà como guardameta, mientras que Luis Enrique, entrenador del primer equipo, no le hace caso y confía en José Suárez (suplente para el catalán) como cuarto portero de la Champions League. Otro portero con futuro, Ondoa, no tiene los suficientes minutos, y era visto como un ‘crack’ por muchos directivos. Bartomeu prefiere esperar, pero la situación es insostenible…




Deja tu Comentario