2014-05-12 21:05 FC Barcelona Por: Administrador

¿Los jugadores del Barça hacen un llamamiento a la afición?



Pedro Riaño

Resulta curioso que después de demostrar su superioridad en los enfrentamientos directos con los grandes, Real Madrid y Atlético, y de tropezar en el tramo decisivo de la Liga ante equipos que lucharán en la última jornada para evitar el descenso (Valladolid, Granada, Getafe) y el Elche, que se ha salvado por los pelos, los jugadores del Barça y el cuerpo técnico hagan ahora un llamamiento a la afición en busca de ayuda para el partido decisivo del sábado ante el Atlético de Madrid.



Pueden estar tranquilos los jugadores. No hacen falta llamamientos. Tendrán la ayuda que reclaman. Y si es preciso, la afición conseguirá a base de aliento alguno de esos goles que ellos no saben marcar. Pero no estaría de más recordar a quienes hacen el llamamiento que ellos han hecho oídos sordos al llamamiento de la afición rogándoles que se tomaran en serio el final del campeonato. La afición ha puesto en ellos más fe que ellos mismos, que tras el tropiezo en el Camp Nou ante el Getafe tiraron la Liga (Martino, Xavi y Pedro). Luego tuvieron una segunda oportunidad en Elche y volvieron a tirarla. Si siguen vivos es porque también el Atlético pinchó, no porque se lo hayan merecido.

Menos llamamientos a la afición y más cumplir con su obligación, que no es otra que dejarse la piel en el campo hasta el último minuto del último partido. Y eso, dejarse la piel, es lo que no ha visto esa afición a la que ahora le piden ayuda. Los espectáculos de Valladolid, Granada o Getafe no merecen apoyo extra de quienes pagan las nóminas con sus abonos, porque se trata de tres rivales escandalosamente inferiores al Barcelona. En los tres casos hubo un problema de actitud en un equipo que en lugar de correr prefirió jugar andando. Ahora piden ayuda y la tendrán. Todo sea porque puedan cobrar la prometida prima de 600.000 euros por cabeza y lo puedan celebrar a la salud de los socios, los del llamamiento, que siempre están dispuesto a hacer lo que se les mande.


Deja tu Comentario