2017-03-06 07:03 FC Barcelona Por: Administrador

Los jugadores del Barça se marcan tres objetivos para la remontada



El Barça se enfrenta al dificilísimo reto de remontar un 4-0 en Europa, algo insólito y más todavía en la fase final del torneo contintental. Sin embargo, los de Luis Enrique saben que a pesar de la imagen que dejaron en París y de que los franceses les pasaron por encima en la ida, ahora el Barça es distinto y juega con el público a favor. La plantilla culé tiene claro que la remontada es posible, pero tendrá que ceñirse a tres objetivos que los cracks blaugranas tendrán que cumplir a lo largo del encuentro si quieren lograr la machada. Uno de ellos lo dejó entrever Luis Suárez en unas declaraciones recientes: “Si le hacemos dos goles antes de que termine la primera parte, ellos se pueden poner nerviosos y pensar que somos capaces de darle la vuelta”, apuntó el crack uruguayo, que tiene claro que irse al descanso con la mitad del trabajo hecho sería muy importante de cara a completar la gesta.

El balón parado, el gran aliado del Barça ante el PSG

Pero no será nada fácil lograr superar la barrera defensiva que previsiblemente alineará Unai Emery. Es por eso que tanto Luis Enrique como sus hombres tienen claro que habrá que ser listos y buscar dos aliados clave que faciliten la posibilidad de que se puedan marcar más tantos. Hablamos, claro, de las faltas y de los penaltis. El balón parado, con Messi como abanderado, puede acabar salvando al Barça. Para ello, los jugadores harán circular el balón por el borde del área con tal de provocar faltas, que para el '10' son como medio gol. También se podría forzar algún penalti, que daría todavía más alas al conjunto blaugrana. Visto así, la remontada no parece tan difícil. No para el mejor equipo del mundo, que además cuenta con el mejor jugador.

Deja tu Comentario