2013-07-04 19:07 FC Barcelona Por: Administrador

Las alegrías de "Tito Flo" en el mundo empresarial



"Mientras la inmensa mayoría de las empresas cotizadas han revelado cuántos accionistas han votado a favor o en contra de las propuestas del consejo de administración en sus respectivas juntas generales, incluidos los puntos más incómodos, como las renovaciones de apellidos ilustres, en ACS es imposible saber qué pasó con las cuestiones relativas a la aprobación de las cuentas y al informe de gestión de Florentino Pérez y sus amigos, la aplicación del resultado, el aumento del capital social y la compra de acciones para autocartera.

La constructora, un ejemplo a seguir en las principales escuelas de negocios por su capacidad para silenciar al auditor –Deloitte- pese a las dudas sobre sus números, no ha tenido a bien informar a sus accionistas y al público en general cómo fueron esas votaciones. Solo se ha molestado en precisar el resultado de un punto del orden del día, el solicitado por un accionista con 104 títulos de ACS al que se le ocurrió pedir la destitución del señor presidente. Un minoritario que ya le puso un pleito a la empresa por supuestamente falsificar las cuentas, juicio pendiente de sentencia, al no provisionar las ingentes pérdidas derivadas de sus inversiones en Iberdrola y Hochtief. Por contra, si ha hecho saber cómo acalló a un ingenuo minoritario que se atrevió a pedir la dimisión del presidente Florentino Pérez por mala gestión



El susodicho, con mucha ingenuidad y valor, se atrevió a poner en duda el liderazgo de 'Tito Flo', como el señor Pérez ha desvelado que le gusta que le llamen en la reciente ronda por los platós para celebrar su segundo autonombrameinto como presidente del Real Madrid, con las autoridades –véase a Ana Botella, mujer de ese político que tiene lugar preferente en el palco del Bernabéu- bendiciendo la unción. Y don Florentino respondió como la contundencia que ese atrevido accionista se merecía: haciendo público que su petición fue rechazada por todos y cada uno de los presentes en la junta general.

Del resto de puntos del orden del día, ni una palabrita. Y mira que las cuestiones tenían su interés, no crean, porque no todos los años se pierden 1.900 millones de euros, se encabeza el ránking del Ibex 35 por números rojos, se deja a los accionistas sin dividendo, se tiene el mérito de reconocer que se han esfumado miles de millones por la aventura personal de querer proclamarse el emperador del kilowatio.

Sería muy bueno saber qué opinan de esta excelente gestión los March, que han tenido que comerse unas pérdidas muy suculentas en Corporación Financiera Alba, que siguen reduciendo su participación en la constructora y que filtran por los mentideros de Madrid que Tito Flo ya no es el encantador de serpientes ante el que se rendían los políticos de ambos bandos, léanse Aznar, Gallardón, Rubalcaba, Sánchez Llibre y otros iluminados del Reino. O cómo ven la jugada los Albertos, que entre cacería y comilona, han visto como los bancos le ejecutan parte de su fortuna.



De todo esto, silencio sepulcral en ninguna de las recientes entrevistas para hablar del Real Madrid desde el despacho de ACS o de la constructora desde el palco del recinto blanco, como pasó meses atrás en las semifinales de la Champions contra el Borussia de Dortmund. Porque nuestro amigo acarrea esa deficiencia de confundir administración con posesión, lacra que se traduce en un evidente ninguneo de los minoritarios, ya sen socios de un club de fútbol o accionistas de una sociedad cotizada".

 


Deja tu Comentario