2011-04-18 17:04 FC Barcelona Por: Administrador

Los Mossos ya se preparan por si gana el Barça



El comisario Sergi Pla, responsable de la Brigada Móvil de la policía catalana, ha explicado hoy a los periodistas que los agentes antidisturbios que se desplegarán la noche del miércoles en la capital catalana llevarán las diez lanzadoras de precisión de que disponen actualmente para utilizarlas si hay incidentes.

Estas nuevas lanzadoras, que hasta ahora no se han utilizado en España, son más precisas que las tradicionales escopetas de pelotas de goma, aunque por el contrario no son tan efectivas para disolver a masas violentas.

Con esta nueva arma -que se inventó para la guerra del Vietnam y que ahora se ha modificado para su uso policial-, los agentes pueden disparar al alborotador con mucha precisión a una distancia de un máximo de 80 metros. El impacto -las partes hábiles son del cuello hacia abajo- nmoviliza la zona afectada.

Los agentes esperan que el anuncio del uso de esta nueva arma tenga un efecto disuasorio, al ser más difícil librarse del impacto del proyectil.

Los Mossos d'Esquadra tienen ya diez armas de este tipo, que disparan unos proyectiles de una espuma firme que no causa daños internos, y su objetivo es adquirir en los próximos meses otras treinta.

En cualquier caso, estas lanzadoras no sustituyen a las escopetas de pelotas de goma, que se seguirán empleando si es necesario disolver a una masa violenta.

A diferencia de lo que ocurre con las pelotas de goma -cuyo uso se advierte con una salva previa- o con las cargas policiales -que son advertidas por megafonía-, el uso de las lanzadoras de precisión no tiene por qué ser advertido de antemano.

Con motivo del dispositivo policial para evitar incidentes tras la final del próximo miércoles, los Mossos movilizarán a casi un millar de agentes por toda Cataluña, de los que 623 se concentrarán en Barcelona, según han explicado los comisarios Manel Castellví y Joan Carles Molinero.

En la capital catalana, los Mossos establecerán un control móvil en el área de influencia del epicentro de la celebración -la plaza de Cataluña y la fuente de Canaletes- para prohibir la entrada de botellas y objetos contundentes.

También se retirarán con antelación los elementos susceptibles de ser utilizados por los violentos, como contenedores, bicicletas del servicio Bicing, motos y sillas y mesas de las terrazas.

De los casi 20.000 aficionados culés que se prevé que se desplacen a Mestalla, unos 15.000 lo harán en su vehículo, mientras que otros 3.250 utilizarán autocares -la mayoría saldrán del Camp Nou- y otros 1.300 irán en tren, desde la estación de Sants.

Por este motivo, los Mossos llevarán a cabo también un servicio de control y vigilancia en la estación de Sants, para evitar que se metan bebidas alcohólicas en los trenes rumbo a Valencia, y establecerán controles fijos y móviles en las áreas de servicio de la autopista AP-7 hacia Valencia.

Los Mossos también harán un seguimiento especial a los aficionados radicales del FC Barcelona que se tiene constancia de que se desplazarán a Mestalla. EFE


Deja tu Comentario