2016-04-07 06:04 Real Madrid Por: Administrador

No hay miedo: los motivos para creer en la remontada del Madrid



La derrota ante el Wolfsburgo hace daño para ya nada se puede hacer. El equipo y la afición ya tiene que centrar todos sus esfuerzos en el partido de vuelta para poder vivir una noche mágica en el Santiago Bernabéu. La operación remontada se activó desde el mismo momento en que el colegiado pitó el final. "Oír rugir al Bernabéu impone y el martes lo necesitamos más que nunca. Nos jugamos la temporada", alentó el capitán del ejército blanco, Sergio Ramos. Si miramos la historia del Real Madrid, lo cierto es que los números avalan la remontada blanca. Los blancos han perdido el partido de ida de una eliminatoria europea por dos (o más) goles en 11 ocasiones, y en ocho superaron dar la vuelta al cruce al calor de Chamartín. En total, un porcentaje de éxito que roza el 73%. Hay que remontarse en el tiempo unos cuantos años para hallar precedentes favorables al Madrid en tesituras como la que los blancos atraviesan ahora. Concretamente, tras perder 2-0 la ida, el Madrid pasó de ronda dos veces y cayó en la tercera. El K.O. fue ante el Milan, en octavos de final de la Copa de Europa 1989-90.  

El referente de las noches históricas

Para el madridismo es tiempo de recordar las mejores noches mágicas vividas en el Bernabéu. Las  noches ante el Celtic (2-0 y 3-0), Rijeka (3-1 en la ida, 3-0 en la vuelta) y, sobre todo, Anderlecht (3-0 en Bélgica y 6-1 para los blancos en un Bernabéu que vibró con la primera gran noche de Emilio Butragueño), Borussia Mönchengladbach (5-1 en Alemania y 4-0 en la vuelta, con un gol agónico de Carlos Santillana con el tiempo prácticamente cumplido) y Estrella Roja (4-2 en Belgrado y 2-0). Además del Milan, otros dos equipos supieron defender rentas de dos o más goles en Concha Espina. Ambos alemanes. El Bayern, en semifinales de la Copa de Europa 1986-87 (4-1 y 1-0) y, más recientemente, el Borussia Dortmund (Champions 12-13, 4-1 en la ida y 2-0 en la vuelta). Ante el Wolfsburgo se trata de retomar la buena senda.

Deja tu Comentario