2012-08-06 10:08 Real Madrid Por: Administrador

Los motivos por los que Modric irá al Madrid sí o sí



"El presidente le dijo el año pasado: Estate una temporada más con nosotros y si el próximo año el Real Madrid o cualquier otro club viene a por ti yo no me entrometeré en tu camino. Y ésta es precisamente la situación en este momento", decía Redknapp ayer en 'The Sun'. Hace algunos días, el también croata Kranjcar, que compartió vestuario con el mediapunta, afirmaba lo mismo.

Se trata de una promesa que puede tener sus consecuencias. Levy, que no da su brazo a torcer porque el Madrid no alcanza la cantidad económica que pretende, sabe que está en juego su palabra no sólo ante el resto de componentes de la plantilla de su club, sino ante toda Europa. No cumplir con su promesa le dejaría en una mala posición de respeto frente a futuras negociaciones y renovaciones de otros jugadores con el Tottenham. Su tozudez puede ir en su contra.



Modric ya demostró hace semanas que es capaz de declararse en rebeldía y hacer caso omiso de las exigencias de la entidad. Sólo porque se dio cuenta de que al Real Madrid no le gustó su actitud (por no considerarla práctica de cara a las negociaciones con el Tottenham) cedió en su postura. Ahora se entrena, pero lo hace apartado del grupo y la sensación es que intentará evitar reintegrarse al mismo a toda costa. Algo con lo que Villas-Boas lleva amenazando algunos días, si el fichaje no se concreta.

Pero, ¿qué consecuencias pueden tener estos hechos en el ánimo del jugador? Si Modric es obligado a reincorporarse a la disciplina del grupo y se da cuenta de que Levy no está dispuesto a cumplir su palabra, ¿volverá a declararse en rebeldía? ¿Y el Madrid? ¿Cuánto tiempo más aguantará este pulso? Estas preguntas pueden empezar a pesar sobre la cabeza del máximo mandatario del conjunto londinense, de cara a afrontar una decisión final sobre la operación.

Así pues, el paso del tiempo podría empezar a jugar a favor del Madrid tras las declaraciones de Redknapp, que lejos de ayudar a su ex equipo, parece que las ha hecho para tomarse cierta venganza. 



Mientras no queda claro si Modric empieza o no a entrenar con el resto de jugadores del Tottenham, el asunto sobre su fichaje ha quedado mínimamente en un segundo plano desde que el equipo blanco se encuentra de gira en Estados Unidos. Además, la operación salida y la venta de Kaká son necesarias para llevar a cabo la contratación. Una venta que podría tomar impulso dentro de tres días, en medio del amistoso que Milan y Real Madrid juegan en Nueva York. Allí se verán las caras Galliani y Florentino y podría haber resolución final. Algo que podría acelerar el culebrón Modric.


Deja tu Comentario