2013-12-28 13:12 FC Barcelona Por: Administrador

Los números avalan al Tata



Gerardo Martino ya se ha reservado un lugar en la historia al firmar el mejor inicio de Liga de la historia del Barça, con siete triunfos consecutivos. Su Barça ya tienen un título, la Supercopa de España, lidera el torneo doméstico, ganó el grupo de Champions y camina firme por la Copa del Rey.

Desde su debut como entrenador del Barça en la goleada 8 a 0 con el Santos, el rosarino lleva treinta partidos -entre amistosos y oficiales- de lo que se entiende como el gran reto profesional de su carrera. "Uno se puede trazar metas en la vida, pero aun siendo muy ambicioso, a veces no se llega a serlo tanto", confesó en su presentación, elevando su aventura en el FC Barcelona a la categoría de su mayor desafío como entrenador. Desde los números, su actuación le avala como una apuesta sólida de la directiva: nunca antes en su vida profesional había un equipo del Tata había cosechado tantos puntos ni había convertido tantos goles.



En este aspecto, la mejoría de las 'sensaciones' que ofreció el equipo fue notable luego de las dos caídas consecutivas, ante Ajax y Athletic. A pesar de las críticas, Martino advirtió síntomas positivos en ambas derrotas. Subrayó buenos "pasajes" de fútbol en el Amsterdam Arena, diluidos luego del primer gol holandés. Y defendió que en Bilbao su equipo había sabido jugar una muy buena primera media hora. En ambos casos, se refirió a  "la continuidad" como la meta a conseguir. "Debemos jugar bien más minutos", sentenció. Las victorias en Copa ante el Cartagena, en Champions Celtic y, especialmente, en el campeonato de Liga contra el Villarreal -por el nivel del conjunto de Marcelino García Toral- refrendaron el progreso del equipo en términos de fluidez de juego, dominio del partido y las ocasiones de peligro.

Martino llegó al FC Barcelona luego de tres lustros como entrenador de equipos de diverso pelaje. Se forjó en la segunda división argentino, triunfó en el fútbol paraguayo, construyó su prestigio internacional con la selección guaraní y se consagró con Newell's en el fútbol de su país. A diferencia de Pep Guardiola y Tito Vilanova, sus predecesores, el Barça no es su primera experiencia en un equipo de Primera División, aunque está claro que, dada la dimensión y la máxima exigencia que se vive en Can Barça, resultaba una incógnita saber cómo el argentino aplicaría sus conocimientos en un gigante que, además, conservaba fresco el recuerdo de la mejor versión de la historia del equipo.

La carrera de Martino como entrenador está marcada por haber dotado a sus equipos de sólidas defensas. Los 21 goles encajados por el Barça en 30 partidos igualan el mejor registro del rosarino, precisamente en su debut como entrenador, en el Almirante Brown de Arrecifes. En este sentido, el mejor equipo del Tata antes de llegar a Barcelona -su Newell's campeón- encajó solo 22 goles en la primera treintena de duelos bajo el mando del ahora técnico barcelonista. Pese a ser la segunda mejor defensa de la Liga (12 goles encajados, solo uno más que el Atlético de Madrid), Martino se fue de vacaciones consciente de que debe ajustar un poco más las clavijas del trabajo defensivo. "Tal vez nos falta resolver el tema defensivo e intentar mantener el cero con más frecuencia, porque el equipo siempre marca. Así nos evitaremos tener que remontar".



En el recuento de goles a favor, sin embargo, el Barça representa la mejor producción de un equipo de Martino en 15 años como entrenador. Al Barça actual le contemplan 91 goles, una cifra que supera ampliamente la anterior marca de un conjunto del Tata en 30 partidos: los 66 marcados por Instituto de Córdoba.

Lo mismo sucede con el porcentaje de puntos cosechados. El impactante 84% del Barça actual no tiene comparación alguna. Hasta su aterrizaje en Can Barça, Martino tenía como récord personal el 74% de los puntos obtenidos con Instituto, que le sirvieron para ser campeón de la Segunda División B Nacional de la Argentina, torneo que significó la primera gran actuación del Tata en los banquillos.

Si el Barça supera a Elche y Atlético de Madrid alcanzará los 52 puntos, apenas tres menos que los históricos 55 cosechados el curso pasado por el equipo de Tito, que firmó la mejor primera vuelta de la historia del club. El buen rendimiento del equipo se ha sostenido pese a las bajas. Martino transmitió al equipo que éstas no podían ser una excusa. El Tata entiende que el Barça "siempre es capaz de presentar un equipo excelente". El vestuario entendió el mensaje y tanto Leo como Víctor volverán a la titularidad de la misma manera que cuando debieron ausentarse: con un Barça líder.

Tras la goleada ante el Getafe, con la que tanto Martino como sus pupilos se fueron de vacaciones navideñas líderes de la Liga, el entrenador remarcó, incluso por encima del resultado, la capacidad de su equipo para mantener la calma pese al 2 a 0 que estableció el local en solo quince minutos. "Me deja tranquilo que mis jugadores haya remontado un partido así. Si hay una forma en que este equipo obtendrá resultados es sin separarse de su fútbol", declaró.

Con "quince minutos del partido contra el Getafe por revisar", Martino llega al Ecuador de la temporada con su equipo líder y, lo que resulta más importante para buena parte de la crítica barcelonista, un equipo que parece estar cerca de una velocidad de crucero óptima: dejó atrás malas sensaciones y su dominio de las competiciones comienza a estar avalado por buen juego. El precipitado aterrizaje del 'paracaidista' Martino, cuyos primeros pasos parecieron tener solamente el respaldo del resultado, está dando paso a una versión del Barça más cercana a la ideal que persigue la afición.

En su madurez como entrenador, Martino, fichado contra todo pronóstico, está dando la talla.


Deja tu Comentario