2012-10-10 22:10 Real Madrid Por: Administrador

Los números demuestran que Pepe no es el más violento



Una información publicada hoy por el diario AS ofrece datos reveladores sobre Pepe: El defensa blanco recibe más faltas de las que hace. Este rotativo refleja un estudio de las tres últimas temporadas en jugadores con más de veinte partidos, y el central tiene una media de 0,951 faltas cometidas por encuentro, menos de una, por 1,311 recibidas. A pesar de ello, se nota que la fama impuesta inteligentemente por la caverna hacia el portugués se ha cobrado sus frutos: Pepe es visto como un criminal en muchas partes de España y debido a eso en el periodo estudiado fue amonestado 22 veces, dos de ellas con tarjeta roja. Mucho más que muchos que hicieron más que él. 

Hasta diez futbolistas de Barça y Madrid cometen más infracciones. Estos son, según los datos de AS, Sergio Ramos (1,972; 25 tarjetas en total), Xabi Alonso (1,649; 27), Alves (1,608; 20), Arbeloa (1,552; 19), Jordi Alba (1,266; 19, contando su periplo en el Valencia), Carvalho (1,244; 18), Busquets (1,182; 17) Callejón (1,045, 7), Khedira (1; 12) y Mascherano (0,953; 13).



Un dato muy revelador es el de Pedro. Es uno de los señalados siempre por sus exageraciones cuando recibe faltas sobre un terreno de juego, especialmente contra el Madrid. Los números evidencian que está muy cerca de... ¡Pepe! en cuanto a faltas: 0,928 y sólo ocho tarjetas, 16 menos que el luso. ¿A que nadie piensa de él que es un asesino? Los registros dan para reflexionar.

Todo esto tiene su amplificación cuando pasamos del capítulo de estadísticas al de sensaciones. Ante estas informaciones la caverna esgrimirá que las faltas de Pepe son mucho más graves que las de Mascherano o Alves, pero también hay ejemplos que demuestran que no es así. Es admisible decir que el defensa del Madrid comete de vez en cuando algún error debido a su temperamento y su ímpetu de ir con fuerza y agresividad a cortar el balón (que no con intenciones de lesionar ni con violencia). Alfredo Relaño resalta hoy en su columna diaria de AS que incluso en su incidente con Casquero, en el que es cierto que se equivocó, se equivocó por sus maneras, por sus aspavientos, pero en ningún momento pateó ni lesionó al jugador. De hecho, en su historial no hay lesionados. ¿Sorprenderá este último dato a algunos? Seguro que sí.

Centrales duros los ha habido siempre, pero pasar al plano de la violencia es una acusación muy severa que con Pepe se realiza con total normalidad. Decir que un jugador que nunca ha lesionado a alguien es un asesino debería hasta ser sancionable. Y por si a muchos se les ha olvidado, hace tiempo que en este portal ya desvelamos datos que reflejaban que Dani Alves era mucho peor que el portugués en cuanto a faltas. Los números están ahí, son reales y contra ellos no se puede debatir. Ahora que cada uno analice y juzgue.




Deja tu Comentario