2014-10-09 20:10 Real Madrid Por: Administrador

Los problemas de Iker Casillas en el vestuario del Real Madrid



Sergio Marco

Las marchas de Diego López y Xabi Alonso han aligerado de tensiones el vestuario del Real Madrid. Iker Casillas llevaba dos años sin relacionarse con Xabi Alonso. Ni en el Real Madrid ni en la selección. Tampoco era ejemplar su relación con Diego López, con quien mantenía un contacto frío y distante. Muy profesional y nada afectuoso: "La relación con Diego siempre fue respetuosa y de compañeros, pero no tan fluida como con un jugador de campo", en palabras del propio Iker en respuesta a las preguntas de Iñaki Gabilondo. A Casillas se le entiende todo.



Pero a Casillas no se le han acabado los problemas en el vestuario con el adiós de Diego López y de Xabi Alonso. Ahí sigue Álvaro Arbeloa, un compañero con el que mantuvo una excelente relación años atrás y con quien no se habla desde que el lateral decidió tomar partido por Mourinho y Diego López. En la entrevista concedida a Iñaki Gabilondo lo reconocía el propio Iker: ""Somos dos jugadores que tenemos diferentes visiones del equipo. A día de hoy es una relación cordial y educada, aunque no igual que hace seis o siete años. Nuestra relación en el campo es muy fluida. Fuera del fútbol nuestra relación no es igual que años atrás". 

Y quedan más conflictos en casa. Con Sergio Ramos, aunque ambos lo disimulen muy bien de puertas para afuera, las relaciones se han enfriado en los últimos meses. Y tampoco pasa por un buen momento su antigua amistad con Cristiano Ronaldo, aunque en este caso parece que sus respectivas parejas tienen mucho que ver en el enfriamiento.

La lista es demasiado extensa. El capitán del equipo tiene problemas para relacionarse con una parte importante de la plantilla, lo que explica que Casillas le admitiera a Gabilondo que era cierto, que este verano se planteó irse del Real Madrid para aterrizar en un club nuevo, con nuevos alicientes, nuevos compañeros y un nuevo entorno sin viciar.




Deja tu Comentario