2011-12-13 15:12 Real Madrid Por: Administrador

Los pufos del Barça regresan por Navidad



En los últimos años el Fútbol Club Barcelona ha fichado jugadores semi-desconocidos que con el tiempo no ha sabido que hacer con ellos. El caso más fragante fue el del ucraniano Chygrynskiy, que llegó a la Ciudad Condal con la vitola de ser uno de los centrales de mayor proyección del continente europeo por 25 millones de euros, para un año más tarde volver por donde vino dirección Shakhtar Donetsk, eso sí, con una sustancial rebaja de 10 millones de euros, tras jugar doce partidos como culé, todo un chollo.

Casos parecidos son los de los brasileños Henrique y Keirrison. Ninguno de los dos han llegado a jugar un solo minuto con el Fútbol Club Barcelona en partido oficial, y el club azulgrana invirtió entre ambos 24 millones de euros –el zaguero costó 10 millones de euros y el atacante 14-, otro chollazo culé en toda regla.



Alexander Hleb no anda a la zaga de estos. El bielorruso llegó a Barcelona procedente del Arsenal, donde Arsenè Wenger parece saber sacar rédito de sus peores jugadores. La entidad culé pagó 15 millones por el futbolista, que sólo jugó una temporada en el Camp Nou y posteriormente marcharse cedido al Birminghan y el Wolfsburgo.

Pues bien,  estos tres últimos, Henrique, Keirrison y Hleb vuelven a casa por navidad, como el turrón, pero este es del duro. Los dos primeros han acabado sus respectivas cesiones con Palmeiras y Cruzeiro respectivamente, mientras que el Wolsfburgo de Feliz Magath ha decidido devolver antes de tiempo a Hleb al Barcelona porque no entra en sus planes. Los tres tienen contrato con el Barça (Hleb hasta el próximo mes de junio, Henrique hasta junio de 2013 y Keirrison hasta 2014) y parece que hay muy pocos interesados en ellos, por no hablar de la devaluación que ha sufrido su precio, que les hará salir casi gratis de la entidad azulgrana.


Deja tu Comentario