2015-05-30 03:05 Real Madrid Por: Administrador

Los ocho jugadores que han celebrado la marcha de Ancelotti



Sergio Marco

Carlo Ancelotti no tenía a todo el vestuario del Real Madrid a favor. Lógicamente, su once tipo le comía en la mano, pero un amplio sector de la plantilla no ha compartido una serie de decisiones del técnico italiano, como la de no hacer rotaciones o recurrir al invento Sergio Ramos para cubrir una contingencia en el centro del campo.



Seis jugadores, Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo, Marcelo, Kroos, Modric y James, se han manifestado públicamente a través de las redes sociales a favor de Carlo Ancelotti y en contra del cese. Pero han sido más, mucho más, los que no se han pronunciado. Unos han mostrado así su indiferencia. Otros han celebrado el cambio de entrenador. Entre los indiferentes sorprende el silencio de Álvaro Arbeloa, tan activo en la época de Jose Mourinho.  En ese grupo de indiferentes, que no quieren mojarse ni a favor ni en contra, se encontrarían Casillas, Pepe,  Bale y Benzema.
 
Khedira, Coentrao y Chicharito, ya màs fuera que dentro, no se han mojado por razones obvias. Pero existe un nutrido grupo de futbolistas para quien la marcha de Ancelotti ha supuesto una liberación y la oportunidad de disfrutar de un futuro mejor que el pasado reciente. Es el caso de Keylor Navas, Varane, Carvajal, Nacho, Lucas Silva, Illarra, Isco y Jesé.
 
Keylor Navas no ha tenido las oportunidades que se le prometieron cuando fichó hace menos de un año. Varane ha visto cortada su progresión quedando relegado durante la mayor parte de la temporada a la condición de central alternativo. A Carvajal no le ha sentado nada bien el fichaje de Danilo, que entiende como una falta de confianza hacia un rendimiento durante la temporada que él considera notable. Nacho apenas ha tenido protagonismo. Lucas Silva llegó como solución de emergencia en Navidad y a la hora de la verdad Ancelotti ha preferido alinear a Ramos en su posición. A Illarra le constaba que el técnico italiano no confiaba en él. Isco descubrió que para Ancelotti era el suplente de James y Jesé se ha estancado en un año nefasto para él.
 
Son los descontentos que con la marcha de Ancelotti quieren creer que las puertas del cielo se abren para ellos.

Deja tu Comentario