2016-01-05 17:01 FC Barcelona Por: Administrador

Los refuerzos de invierno no suelen funcionarle al Barça



Arda Turan y Aleix Vidal, pese a que vinieron en verano, se les puede catalogar como fichajes de invierno, ya que la sanción de la FIFA les ha impedido debutar antes. Dos jugadores que vienen como refuerzo en un momento que históricamente no le ha ido del todo bien al Barça. El conjunto azulgrana ha oficializado, en los últimos diez años, 11 jugadores en el mercado invernal y muchos de éstos futbolistas no dieron la talla como se esperaba en el momento de su contratación. Los jugadores en la etapa de los 90 no salieron bien. Amunike, Bogarde o los hermanos De Boer fueron la apuesta del Barça en enero. Ninguno de los cuatro se asentó con éxito en el primer equipo, salvó Frank de Boer que militó en el Barça hasta 2003. En la época del 2000, más de lo mismo. Muchos jugadores en invierno y solamente cuajó uno. Entre Coco, Sorín, Maxi López y Albertini, fichajes en esa década en el periodo invernal, el que mayor rendimiento dio al equipo, sin duda alguna, fue Edgar Davids. El holandés, recordado por jugar con gafas, llegó cedido de la Juventus y ayudó en la 2003-2004 a remontar en la Liga y quedarse a las puertas del título, que levantaría el Valencia. Los dos más recientes, uno en 2008 y otro en 2010, pueden presumir de entrar de lleno en la historia del club. El primero fue Pinto, portero procedente del Celta, que llegó para suplir al lesionado Jorquera y se quedó, siempre a la sombra de Valdés, hasta la 2013/2014, formando parte del Barça del sextete y siendo pieza clave en la consecución de títulos como la Copa del Rey, con su penalti parado a Martí contra el Mallorca en 2009. El último fue Afellay, que pese a pasar sin pena ni gloria por el Barça, será recordado por asistir a Messi en el primer gol de las semifinales de Champions de 2011 ante el Real Madrid.

Deja tu Comentario