2016-08-25 10:08 FC Barcelona Por: Administrador

Los sorteos de la UEFA vuelven a ponerse a las órdenes del Real Madrid



Sergio Palacios Admitido está hasta por el propio ex presidente de la FIFA, Joseph Blatter, que llegó a confesar que la UEFA hacía amaños en los sorteos de sus competiciones para beneficiar a unos y perjudicar a otros a través de las bolas frías y calientes, y parece también evidente  que ni los sorteos que "disfrutó" el Real Madrid la pasada temporada -denunciados por Gerard Piqué- y otras temporadas, porque el tema es histórico y viene de lejos, dejan abierta la sombra de la duda ante la independencia de la UEFA frente a los deseos del Real Madrid. Pocas dudas quedan sobre la "dudosa" suerte que reparten los bombos de la UEFA, que parecen moverse y ofrecer resultados en función de los intereses del Real Madrid. La última prueba, el cambio del nombre de Barcelona por el de Madrid en el mapa en el que se señalan los horarios de todo el mundo para el sorteo de la Champions League que tendrá lugar esta tarde en Mónaco. Inicialmente Barcelona, por su mayor proximidad al meridiano Greenwich, fue la elegida para marcar la coordenada horaria que corresponde a España. Pero desde Madrid se ejercieron las correspondientes presiones que han terminado por lograr su objetivo aceptando la UEFA la exigencia de que el nombre que tiene que aparecer en el mapa es el de la capital de España, siguiendo las directrices del nacionalismo más rancio y casposo que se estila por aquí. Es sólo una anécdota, pero que pone de manifiesto hasta qué punto la UEFA está sometida a la voluntad del Real Madrid y su aparato de propaganda que se encarga de propagar el discurso más conveniente para generar una respuesta en el exterior.

Sólo rectifican el mapa de España

En este caso la mano blanca se ha dejado sentir, dado que en el mismo mapa figuran otras ciudades que no son capitales de estado, como Nueva York en lugar de Washington; Río de Janeiro y no Brasilia; Sidney y no Camberra  o Estambul en lugar de Ankara. Todas siguen en el mapa. Todas menos Barcelona. Todo con mucha naturalidad, la misma que falta en España, en donde hasta detalles tan nimios como éste exigen la respuesta contundente del aparato de propaganda para poner a Madrid en su sitio y borrar del mapa a Barcelona si es preciso. Después de esto, cualquier cosa se puede esperar. Como que se repita el camino de rosas que tuvo el pasado año el Real Madrid para alcanzar la final. La historia de siempre, año tras año.        

Deja tu Comentario