2013-03-26 10:03 FC Barcelona Por: Administrador

Los vecinos se oponen al chanchullo del nuevo Bernabéu



Lo que Pérez quiere hacer alrededor de su estadio responde, una vez más, a sus delirios de grandeza; Una nueva muestra de que tanto el presidente merengue como el madridismo se cree un ser superior que puede construir su "templo" arrasando con todo y con todos en pleno centro de Madrid. Y, para ello, pretendía contar otra vez, como con Valdebebas, con el beneplácito de las instituciones, que siempre le han seguido el rollo con sus "pufos" inmobiliarios.

Según una información del diario As, el portavoz de una asociación que reune a más de 800 vecinos ha calificado el proyecto de Florentino Pérez como  "mamotreto encajonado en medio de la ciudad que provoca problemas medioambientales y genera demasiadas molestias a los vecinos". Sus protestas no han caído en saco roto y la alcaldesa, Ana Botella, se ha mostrado receptiva a sus peticiones, que se basan en que "la modificación del Plan General que se ha llevado a cabo no permite ni el incremento del aforo del estadio ni su ampliación".



Ahora mismo, el proyecto está parado. Mientras Pérez se abre la cabeza para tratar de esquivar estos impedimentos legales, cada vez más enemigos se suman a la causa común contra su atentado inmobiliario en medio de la Castellana. Ecologistas en Acción se ha sumado a las protestas vecinales y ha anunciado que interpondrá un recurso contencioso-administrativo contra la modificación del Plan General de Urbanismo realizado para favorecer los intereses de un club privado en contra del bien general.

La modificación contempla la construcción de un hotel de lujo y un centro comercial. Los inconvenientes que plantean los vecinos han impedido al Real Madrid hacer público el proyecto ganador en el concurso abierto para la ampliación y remodelación del recinto, cuyas cuatro variantes reflejaban una megalomanía y unos delirios de grandeza considerables. Ver para creer.

Florentino Pérez, a quien los negocios en ACS le van de mal en peor, ha pretendido salirse con la suya en el tema del nuevo "pelotazo" del Bernabéu, pero de momento se está quedando con las ganas. No se puede ir con la prepotencia y la soberbia por bandera, prescindiendo del pueblo llano, que también tiene voz y voto. Ha conseguido enfadar a los vecinos ignorándolos, y lo va a pagar.



 


Deja tu Comentario