2016-11-17 19:11 Leo Messi Por: Administrador

Los viajes de gorra de Messi y Mascherano



Leo Messi ya está en Barcelona. El crack culé ha regresado a la Ciudad Condal después del parón de selecciones, en el que hizo un partidazo contra Colombia que ha dado vida a Argentina y esperanza para la clasificación para el Mundial de Rusia. Sin embargo, su viaje de regreso esconde una vergonzosa realidad impropia de alguien con el estatus del mejor jugador del planeta. El cómo ha regresado el astro ha dejado en evidencia a más de uno. Y es que el astro azulgrana ha tenido que viajar desde su país natal con un avión privado fletado por el Paris Saint-Germain para traer a Ángel Di María a la capital francesa. Tanto Messi como Mascherano han sido 'acogidos' por su compañero de selección, cuyo avión ha hecho escala en El Prat para dejar a ambos en tierra.

La ida, con Mascherano; la vuelta, en el avión para Di María

El PSG, en un intento previsible de caer mejor a Messi -es conocido su interés por ficharle, a pesar de que el club parisino sabe que Leo no quiere cambiar de aires-, ofreció tanto al '10' como al jefesito dos plazas para viajar cómodamente a Barcelona. Algo que dice muy poco del trato que se le debería dar al mejor jugador del planeta. Con su estatus, el astro culé podría gozar de más comodidades. Sin ir más lejos, Di María -un jugador mucho menos importante que Messi en la albiceleste- tuvo todo tipo de facilidades para que su regreso a París fuera lo más confortable posible. Si se suma el viaje de vuelta a bordo del avión fletado para el 'Fideo' al viaje de ida, en el que el '10' viajó en el de Mascherano, se puede concluir que Leo se ha tenido que buscar la vida para encontrar plaza para regresar a casa. Algo que no debería ocurrir visto su estatus, tanto en el Barça como en la selección.

Deja tu Comentario