2014-05-22 20:05 FC Barcelona Por: Administrador

Xavi tiene las horas contadas en el FC Barcelona



Joan Tubau

 "Xavi es un amigo. Me sentaré con él para hablar y valorar lo que quiere él y lo que queremos nosotros. Hay que esperar para decidir cosas". Son palabras de Luis Enrique en la rueda de prensa de su presentación como entrenador del FC Barcelona. Después de anunciar que cuenta con Messi ciegamente, ha dejado en el aire la continuidad de Xavi, tal y como anunciaba ayer www.madrid-barcelona.com, y la ha supeditado a una entrevista que tendrá lugar en las próximas horas con carácter de urgencia.



Ni Luis Enrique ni Xavi Hernández tienen interés en prolongar el suspense. La semana que viene Xavi se incorpora a la selección y antes de ponerse a las órdenes de Vicente Del Bosque Luis Enrique se reunirá con él para decidir el futuro. La relación entre ambos es excelente. Los compartieron seis años de su carrera deportiva como compañeros en el FC Barcelona y mantienen una excelente relación. Luis Enrique siente por Xavi Hernández verdadera admiración, pero la sobrecarga de partidos, las lesiones y los años empiezan a pasar factura al centrocampista de Terrassa, hasta el punto de que Luis Enrique entiende que el bajón de Xavi Hernández este año ha tenido mucho que ver con el decepcionante final de temporada que ha protagonizado este año el Barcelona.

Luis Enrique quiere construir un equipo poderoso físicamente. Es una obsesión. Da por supuesto que su plantilla es superior a las demás técnicamente, pero sabe que si no se impone en el apartado físico se convierte en vulnerable ante cualquier rival. Y tiene sus dudas sobre el rendimiento que pueda ofrecer Xavi de acuerdo con las nuevas exigencias. En la entrevista que ambos van a mantener Luis Enrique pondrá todas las cartas sobre la mesa y le hará ver al jugador que su protagonismo en el equipo va a menguar. Le explicará que contará con él en 15 o 20 partidos y no necesariamente en los choques decisivos, porque entiende que le va a costar alcanzar el nivel físico que exigirá a todos sus hombres. Y dejará a Xavi la decisión final, porque tampoco quiere perjudicar ni estropear el final de su carrera. Si acepta su nuevo rol, seguirá como suplente de lujo. Pero Luis Enrique también entenderá que prefiera cambiar de aires, en cuyo caso el club le dará todo tipo de facilidades. El nuevo técnico empleará todo el tacto del mundo y la mano izquierda que merece un jugador que se ha convertido en el que más partidos ha jugado en la historia del club y en el que más títulos ha conquistado, de ahí que merezca un trato especial.

En la misma situación se encuentra Javier Mascherano, un hombre con el que no cuenta Luis Enrique como como central y que sólo será utilizado como centrocampista, aunque no como titular. También con Mascherano quiere hablar Luis Enrique porque entiende el peso específico que tiene en el vestuario y su capacidad para mantener la unidad de la plantilla aportando el sentido común que le caracteriza."Es un poco lo de Xavi, no quiero individualizar, son muy importantes por lo que hacen en el campo y por su personalidad, pero ya habrá tiempo para tomar decisiones importantes", ha dicho del jugador argentino.



Mientras tanto, espera las ofertas que puedan llegar por Cesc Fàbregas, un jugador con el que cuenta pero al que no pondrá ningún obstáculo a su marcha si llega una oferta interesante por él. Luis Enrique ha añadido que "habrá cambios, si se puede en todas las líneas. Los años pasan para todos. Queremos hacer un equipo que ilusione a todos".


Deja tu Comentario