2015-10-28 22:10 FC Barcelona Por: Administrador

Luis Enrique descubre que no tiene fondo de armario (0-0)



Óscar Fanjul

Es cierto que no es fácil motivar a los jugadores cuando delante tiene enfrente a un rival infinitamente inferior.Pero en este caso, medio equipo titular del FC Barcelona presentado por Luis Enrique es de la misma categoría que el Villanovense, Segunda B, por lo que aquí no existen problemas de motivación. Ni para los jóvenes ni para los veteranos, que tenían la oportunidad de demostrar que sirven para algo más que para calentar banquillo.



Lo cierto es que Luis Enrique ha confirmado en Extremadura que no tiene fondo de armario. Tiene once titulares, un par de suplentes y nada más. Lo demás no sirve para defender la camiseta del primer equipo del Barcelona. De los jóvenes aún se puede esperar cierta progresión. De los veteranos sólo queda la constancia de que piden a gritos la puerta de salida. Douglas, Bartra, Vermaelen, Mathieu. No es la defensa titular, pero ahí hay 45 millones enterrados. ¡Es dinero! El centro del campo, completamente experimental. Con Samper, Kaptoum y Gombau. Se ha echado en falta un toque de veteranía con Rakitic, por ejemplo, pero seguramente el croata no está tampoco para muchas exhibiciones y sí para aprovechar los descansos que se le presentan. Y delante, Munir, Sandro y Adriano. Un equipo raro, cierto. Pero un equipo con suficiente solvencia para haber dejado resuelta la eliminatoria sin despeinarse.

Pero el Barça ha sido incapaz de marcar un gol y deja para la vuelta la asignatura pendiente de ganar el partido. Tendría narices que para el encuentro del Camp Nou deba Luis Enrique echar mano de su artillería pesada para doblegar a un Segunda B. Mucho esfuerzo, mucho sudor y mucho correr. Pero esto es el Barça. Ante un equipo tan inferior como el Villanovense el Barça no debería tener necesidad ni de correr. Pero ha corrido más, aunque no ha sabido aprovechar su superioridad física al final del partido.

Un experimento fallido.  Juego deslabazado y puntería desviada. El cero a cero no aporta ningún signo de preocupación. Esto lo tiene que resolver el Barcelona sin problemas en el Camp Nou. Pero Luis Enrique se ha ido preocupado del campo. Con este fondo de armario hay que aguantar hasta enero a la incoporación de Aleix Vidal y Arda Turan. Y con ellos dos, hasta final de temporada. Hasta entonces no habrá fichajes. La travesía se presenta complicada con demostraciones tan lamentables como la de hoy de ese fondo de armario del que no puede presumir Luis Enrique ni el Barça.





Deja tu Comentario