2014-09-02 16:09 FC Barcelona Por: Administrador

Luis Enrique está muy enfadado con Neymar



Fede Peris

Luis Enrique exige a sus futbolistas un comrpomiso total y absoluto con el proyecto que él lidera. Quiere que sus hombres pongan los cinco sentidos en la tarea común de devolverle al Barça el esplendor perdido la pasada temporada. Y para ello no está dispouesto a consentir los relajamientos que se produjeron el año pasado con el Tata Martino.



Cuando Luis Enrique ordenó a Neymar que dejara el banquillo para ponerse a calentar en los minutos previos a su entrada en el campo, el crack brasileño aprovechó que pasaba por ahí para firmar unos autógrafos a aficionados sentados en las primeras filas. El técnico blaugrana se ha sentido decepcionado con Neymar, considera que no cumplió sus órdenes y que cuando manda a alguien calentar debe limitarse a calentar y nada más. Luis Enrique cree que Neymar pecó de falta de concentración y justifica por ese motivo los tres goles cantados que falló en El Madrigal. El técnico ve en la actitud del brasileño un signo de salir a jugar a pasar el rato, y precisamente eso es lo que quiere evitar. Está obsesionado porque los jugadores salgan tensionados al césped con la única ambición de ganar los partidos y piensa que firmar autógrafos no es lo que se espera de un crack que ha sido fichado por el Barcelona para ganar partidos y no para contentar a los aficionados rivales.

Hay quien sostiene que Neymar puede ser sancionado económicamente con su falta. El tema no está decidido, pero lo que es seguro es que la decepción que se ha llevado Luis Enrique con Neymar es enorme... y puede tener consecuencias.


Deja tu Comentario