2014-05-21 15:05 FC Barcelona Por: Administrador

Luis Enrique: "Estoy encantado de tener a Messi conmigo"



TS

Luis Enrique, el nuevo entrenador del FC  Barcelona, ha comparecido ante los medios de comunicaicón después de firmar su contrato como primer entrenador del club. El asturiano ha asegurado que desde hoy empezará a trabajar en el proyecto y que quiere ilusionar a la afición.



Quiero agradecer al presidente Josep María Bartomeu, a Zubizarreta y a toda la junta su decisión, apoyo y confianza en mí y en el cuerpo técnico. Es un día ilusionante y especial, en el que empezamos a construir un nuevo Barça que pueda ilusionar y recoja los resultados que buscamos. Ya me dijeron cuando me marché del Barça B que era un hasta luego y han cumplido su palabra. Se cumple todo lo que puede aspirar un entrenador. Me ofrecieron poder entrenar al filial cuando no tenía bagaje alguno. Nunca pensé que entrenaría al Barça, es algo maravilloso. Preferí hacer mi camino y llegó mi oportunidad. Empezamos desde ya a decidir cosas y estoy deseando escuchar de nuevo el himno del Barça en el Camp Nou”, ha dicho el entrenador asturiano.

Luis Enrique ha explicado que quiere empezar a trabajar cuanto antes: “Reconoceré instalaciones, el lugar en el que trabajaremos y nos reuniremos con la dirección deportiva. Me dejaré guiar, aunque conozco bien la casa”.

El técnico técnico también dejó golpes de humor en su discorso, por ejemplo cuando se le pidió que se define como entrenador: “Soy guapo, alto, simpático… asturiano… Un entrenador es más bien un líder y eso se mide en muchos aspectos. No sólo en conocimientos técnicos o tácticos. Hay muchas cosas que influyen. Intento englobar muchas cosas que sólo beneficien al club”.



E insistió dejar bien claro que está obsesionado por recordar una antigua expresión de Louis Van Gaal: "Siempre positivo. Hoy  para mi es un día especial. Hoy, cuando salí de casa, vi un sol radiante y pensé que ha salido el sol porque voy a entrenar al Barça. El final del campeonato lo viví como un culé más, sufriendo. Todo lo demás es pasado, es historia del fútbol”.

Era importante saber cómo respira Luis Enrique acerca de Leo Messi. Lo ha dejado bien claro: “Estoy maravillado de poder tener al mejor del mundo en la plantilla. Y el club debe pensar lo mismo porque lo renovó. No puede haber nexo más grande de unión.  Su rendimiento no fue el habitual en la pasada temporada, pero esperemos que sepamos conseguir sacarle lo mejor de él otra vez o crerar las condiciones que permitan alcanzar su mejor rendimiento. Es indispensable, un jugador único, como el resto de estrellas del equipo”. Ha admitido que "la gente está acostumbrado a lograr 700.000 goles cada año y cuando sólo consigue 100.000 goles pasa lo que pasa".

Sobre el estilo de juego que practicará el FC Barcelona ha sido claro y tajante: "Jugaremos al ataque, como se identificó al Barça en los últimos años. Así es como se conoce al equipo en el resto del mundo. Espero ver una versión atractiva y me veo capaz: ese es mi reto. Quiero que mi equipo tenga un patrón de juego. Quiero que brillen al máximo mis jugadores y deseo que haya competencia. Es bueno que no puedan jugar todos y lo que no lo hagan se enfaden en el buen sentido. La presión de ganar la quiero para mi todos los días”.

Y respecto a su fama de hombre duro ha vuelto a insistir en el positivismo: “Siempre positivo. Voy a gestionar al equipo como lo hice antes en el pasado. Admiro a los jugadores como aficionado y socio, pero como entrenador debo ayudarles. El técnico tiene que descubrir qué se puede aportar. No creo que necesite mano dura y todos necesitamos ser exigentes. y hace falta comunicación. Que nadie piense que sacaremos bicicletas. Trabajaremos con balón, que es de lo que se trata. Lo que necesitamos es disfrutar en los entrenamientos. Esta es una profesión muy exigente y bonita. Todos juntos, equipo, mister, directiva y afición, somos más fuertes”.

Ha dejado claro que no le preocupa la feficialtar de gestionar los egos en el vestuario: “En cualquier equipo hay gente que tiene más peso que otro, pero de lo que se trata es de ir juntos. Pactaremos todos las cosas importantes, las que se deben respetar. Los jugadores son muy listos y se comportarán bien en todo. Yo mismo no trato a mis tres hijos de la misma manera, porque los tres son diferentes. Es un tema de hablar, comunicarnos y vernos. ¿Si viene una mala experiencia? La gestionaremos”.

También ha demostrado un conocimiento exhaustivo de su nuevo equipo:  “He visto mucho al equipo esta temporada. Entiendo que se quiera saber todo, pero el ritmo de la prensa es más elevado que el nuestro. Los jugadores deben saber que si no estás al nivel pueden haber cambios. Hay un mercado y debes gestionar mucho las cosas. Nos reforzaremos en todas las líneas y trataremos de tener un equipo ilusionante”.

Le han preguntado por los títulos: “Venimos de una época muy buena, con muchos títulos y muy buen juego. Es complicado acostumbrarse a otra cosa que no sea ganar y jugando muy bien. La exigencia es máxima. Los títulos son los que mandan. No se puede ganar de cualquier manera, jugando al patadón". Y ha dejado colgando el interrogante sobre el sistema de juego que empleará:  “Lo que tenemos que conseguir es un dibujo táctico que nos beneficie a todos, ya sea con una línea de tres, cuatro o cinco”.

Ha dejado también clara su posición respecto a la cantera: “Me encanta apoyarme en los jóvenes, pero les exijo el máximo. Les invito a todos, les abro las puertas, ya que me encanta dar oportunidades, pero deben ser ambiciosos y deben vivir para y por el Barça”. Y era inevitable la comparación con su amigo Guardiola:  “Le mando un saludo y lo felicito por lo que consiguió este año. No me asusta nada, es uno de los mejores días de mi vida. Sólo puedo dedicar una sonrisa y dedicárselo a ellos. Hablé con él. Somos amigos y las familias tienen muy buena relación. Pep y Simeone son muy buenos, pero yo soy más simple”.


Deja tu Comentario