2016-12-27 09:12 El Soplo Por: Administrador

Por qué Luis Enrique retrasa el anuncio de su marcha del Barça



Fede Peris Luis Enrique ha tomado una determinación en torno a su futuro y según explican fuentes muy próximas al vestuario del FC Barcelona, ésta pasa por renunciar a su trabajo como máximo responsable técnico del primer equipo del FC Barcelona y dar por concluida su relación con el club azulgrana el próximo 30 de junio, fecha en la que expira su relación contractual. No es que Luis Enrique haya perdido interés en trabajar en el Barça. Acaba de decir en BarçaTV que “estoy en el mejor club del mundo, entreno al mejor equipo y a los mejores jugadores. Estoy en mi casa….” Aún así, Luis Enrique ha decidido dar por finalizada su etapa en “Disneylandia"·, como un día calificó al FC Barcelona.

La razón oficial y la razón real del adiós de Luis Enrique

La razón oficial -así lo explicará él cuando lo anuncie- pasa porque los entrenadores afrontan en los clubes ciclos de tres años y que el suyo en el Barça ya ha finalizado, y de manera exitosa, pase lo que pase en lo que resta de temporada. La razón real va en otra dirección. Ni le gustó que Bartomeu le menospreciara en su balance del segundo semestre del año, cuando dijo que la pieza más importante de todas en el engranaje técnico era Robert Fernández. Luis Enrique se sintió ninguneada por Bartomeu por segunda vez. La primera fue cuando le advirtió públicamente que en el Barça no había más líder que Leo Messi. Eso ocurrió en enero de 2015, en pleno divorcio del técnico con Luis Enrique. El presidente tomó partido y el técnico aceptó someterse a Leo Messi después de haber anunciado en su primera rueda de prensa que él era el único líder del vestuario. Dos años después Luis Enrique ha optado por decir basta, alejarse de la grandeza del Barça y de sus estrellas y afrontar nuevos retos sin la presión mediática que ha tenido que soportar en el FC Barcelona. Y si ha optado por mantener el suspense y no hacer pública su decisión hasta los meses de abril-mayo, es porque no quiere entorpecer la suerte del equipo en los tres torneos que tiene por delante. Considera que el protagonismo del entrenador, especialmente si dice que no seguirá, podría ejercer un efecto de relajamiento que es lo que menos le conviene al Barça en este momento.

Deja tu Comentario