2015-12-22 19:12 FC Barcelona Por: Administrador

Luis Enrique se cansa de las broncas de Ter Stegen



En el Barça, el asunto de la portería es el único lunar reseñable este año. Luis Enrique apuesta por Bravo para el grueso de los partidos en la Liga, y relega a un segundo plano a Ter Stegen, al que le deja la Champions y la Copa, porque confía más en el chileno y piensa que el alemán aún tiene cosas a mejorar. Es un portero de futuro que debe pulirse hasta convertirse en un seguro en la portería azulgrana. Pero Ter Stegen no está por la labor de ser suplente, y se ha mosqueado muchas veces porque no entiende la falta de minutos que tiene en el Barça. El último enfado del alemán fue tras no jugar ni un solo minuto en el Mundial de Clubes. No participó en la vuelta de honor del equipo enseñando el trofeo, a modo de protesta dirigida a Luis Enrique. El portero alemán entendía que tenía que ser titular en el Mundial de Clubes, porque gracias a sus paradas en Champions, el equipo lo estaba jugando. Luis Enrique entiende el mosqueo de Ter Stegen porque no puede darles minutos a todos los jugadores, pero está muy disgustado por el plante del alemán en las celebraciones con el grupo. El entrenador se ha cansado de los berrinches de niño pequeño del portero y medita castigarle seriamente por su conducta. La medida ejemplar que quiere llevar a cabo es poner de titular también a Bravo en los partidos de Champions, dejándole solo la Copa a Ter Stegen. Una decisión con la que espera que el joven portero recapacite y se dé cuenta que tiene todo el futuro por delante para jugar y ser importante en el Barça, pero que por ahora, el que manda es el entrenador. La portería volverá a ser un quebradero de cabeza para Luis Enrique el próximo año.

Deja tu Comentario