2015-01-19 10:01 FC Barcelona Por: Administrador

Luis Enrique tiende la mano a Messi para hacer las paces



Fede Peris

Aunque Luis Enrique mantenga una actitud beligerante con el periodismo, al que acusa de desestabilizarle el vestuario, lo cierto es que con Leo Messi, con quien ha mantenido serias diferencias en las últimas semanas, anda con pies de plomo y la firme voluntad de reanudar la fluidez en sus relaciones de sus primeros meses como técnico del Barça. 



Tras el 0-4 de Riazor y el hat trick de Leo Messi, al técnico asturiano no le dolieron prendas para fijar su posición respecto a la estrella del equipo y se manifestó en la misma línea que le caracteriza desde el primer día: "toda la temporada ha estado a un nivel altísimo, de crack, como está catalogado. No le he visto bajar de ese nivel en ningún momento". De esta manera Luis Enrique mostraba en son de paz su deseo de rehacer las relaciones que quedaron rotas por un par de malos entendidos. Messi se sintió "agredido" por su técnico y éste, a su vez, pensó que quiso saltarse su autoridad. Lo cierto es que las vacaciones de Navidad, y los tres días más que Bartomeu concedió a Messi, Neymar y Alves aún colean. Messi no aceptó de buen grado el "castigo" del banquillo en Anoeta y ahí estalló la guerra.

Los últimos resultados y el rendimiento de Leo Messi ante el Atlético y ayer en Riazor dan pie a pensar en que vuelve a reinar la paz en el vestuario del Barça y que no hay más objetivo que ganar el próximo partido. En este caso el partido de Copa ante el Atlético que los jugadores del Real Madrid verán por la tele descansando. Como debe ser.


Deja tu Comentario