2013-02-11 16:02 FC Barcelona Por: Administrador

Luis Figo, un profesional de la traición



Luis Figo sigue presumiendo a estas alturas de haber engañado y tomado el pelo a la gente del Barça. Y hay un banco que todavía le paga para que siga riéndose del pùblico catalán, ese público al que juraba amor eterno 24 horas antes de presentarse como jugador del Real Madrid, ese público que le idolatró y al que traicionó por un puñado de monedas que Flontentino Pérez puso ante sus narices. Con los bolsillos llenos por el precio de la traición dice ahora en el anuncio de marras que no se arrepiente del cambio, sostiene que hizo lo correcto y que dio un paso importante en su vida: "La vida está hecha de oportunidades y uno tiene que pensar si las aprovecha. Cuando hay un cambio siempre piensas que será a mejor. A mí no me pesa aquello porque creo que di un paso muy importante para ganar en muchas cosas. Uno no se debe arrepentir nunca y más si está seguro que lo ha dado todo en términos profesionales". Figo se convirtió en un mercenario más que aterrizaba en el Real Madrid, y como tal se le recuerda. Como uno de tantos. En Barcelona era más que un jugador. Y eso lo ha perdido por su afición a los dólares. Seguramente hizo lo correcto, pero ya es triste que quien fuera tan querido en la ciudad condal no pueda pisar territorio catalán para no descubrir el desprecio que siente la gente por él. 

Luis Enrique, por su parte, explica que su caso es muy diferente al de Figo: "Lo suyo dolió mucho porque se trataba de reforzar al eterno rival. En mi caso hice el puente aéreo. A mí me abrieron las puertas y me dejaron ir donde yo quisiera. Somos profesionales y si te has planteado un cambio y crees que vas a mejorar, pues adelante".




Deja tu Comentario